Mente Saludable

El bullying y el espectador pasivo

Las campañas contra el bullying deben dirigirse a los espectadores pasivos y no a los hostigadores, pues de otra manera no se contrarrestará la situación, consideró Sergio Molano, académico del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana (UIA, México).

De acuerdo con Molano, ante una situación de bullying se debe tomar en cuenta a los espectadores, quienes toman un papel preponderante al reforzar el acoso y empeorar la situación.

En los videos difundidos en las redes sociales está quien «está tomando el video. Quizá suena como algo muy simple: alguien graba un video. Pero existe este tercer sujeto que no es víctima ni victimario», señaló.

Ese espectador, continuó, participa en un «daño pasivo» y se le puede considerar un responsable de la situación.

«En estos casos, ya no sólo es responsable el profesor, o el director de la secundaria o primaria; se implicaría que toda la sociedad debería responsabilizarse por lo que pasa», clarificó.

Por lo anterior, el experto hizo un llamado a focalizar los esfuerzos contra el bullying en quienes no pueden ser considerados ni víctimas ni victimarios.

«En el momento en que el espectador se empodera para detener el hostigamiento, adquiere fuerza«, aseguró Molano.

Recordó que la mayoría de los hostigadores, quienes suelen ser más impulsivos, dominantes y con una menor capacidad empática, rara vez son receptivos a los mensajes del tipo «no lastimes a los demás», puesto que «no tienen una opción diferente para relacionarse, además de la agresividad».

Molano apuntó que el bullying tiene, ante todo, un trasfondo social, y puede considerarse el reflejo de una sociedad violenta: un círculo vicioso donde el contexto social violento se reproduce dentro de las instituciones, y viceversa.

«El victimario también es una víctima, porque es una víctima de un sistema escolar y social que le lleva a recurrir a la violencia como la única manera de solucionar sus problemas», precisó.

Fuente: Sergio Molano

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *