¿Todo el tiempo tienes hambre?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Necesitas ayuda con tu manejo del hambre? No estás sola. Es difícil tener esa sensación todo el tiempo y que la tentación de los deliciosos bocadillos altos en calorías estén disponibles en cada esquina.

Sin embargo, no todo está perdido. Comer los siguientes alimentos te ayudará a mantener el apetito bajo control y al mismo tiempo reducirás calorías.

Manzanas. Una manzana al día puede hacer que pierdas kilos de más, ya que contiene fibra soluble de relleno y ácido ursólico, un compuesto natural que puede aumentar la quema de grasa y que puede promover la masa muscular magra.

Un estudio de la Universidad de Iowa encontró que los animales que recibieron suplementos de ácido ursólico aumentaron su masa muscular y el gasto de energía.

Por otro lado, un reporte publicado por la revista Appetite indicó que las mujeres que agregaron tres manzanas pequeñas a su dieta diaria perdieron en diez semanas dos libras extras (900 gramos) a diferencia de aquellas que no incluyeron la fruta en su dieta.

Legumbres. Los frijoles, guisantes, lentejas y garbanzos son un arma contra el hambre por su contenido en fibra. Son excelentes fuentes de proteína de lenta digestión y tienen un índice glucémico bajo para mantener controlada el azúcar en la sangre y los antojos de carbohidratos.

Un metaanálisis reciente publicado en la revista Obesity, indicó que las personas que comieron alrededor de una taza de leguminosas se sentían un 31 por ciento más llenas que aquellas que no comieron estos alimentos llenos de fibra.

Otro estudio, publicado recientemente en el Journal of Human Nutrition and Dietetics, informa que las personas con sobrepeso que comieron una dieta rica en frijoles perdieron 4.5 kilos en 16 semanas y al mismo tiempo mejoraron los niveles de colesterol en la sangre.

Yogurt griego. Un estudio publicado en Nutrition, Metabolism & Cardiovascular Diseases, señaló que entre más de ocho mil 500 adultos europeos, aquellos que disfrutaron de una porción o más de yogurt al estilo europeo todos los días, tenían un 20 por ciento menos de probabilidades de tener sobrepeso.

Los investigadores también concluyeron que los participantes presentaron un 38 por ciento menos de probabilidades de volverse obesos durante los seis años de seguimiento del estudio, en comparación con aquellos que comían menos de dos porciones de yogurt cada semana.

¿Cómo podría un yogurt griego espeso y cremoso ayudarte a bajar de peso? Los investigadores creen que la proteína, el calcio y los probióticos son la clave. Pero mucho ojo con aquellas marcas que le añaden un exceso de azúcar.

Compartir

Deja un comentario