Dieta & Nutrición

Otras formas de comer más granos enteros

Prepárate para esquivar el hambre y bajar de peso rápido. Éstos son algunos consejos que te ayudarán a agregar fibra a tu vida.

Vamos a revisar la importancia de los cereales integrales. A diferencia de los granos refinados, que han sido despojados de el salvado y el germen (y una gran cantidad de nutrientes en el proceso), los granos enteros te ayudan a mantenerte física y nutricionalmente intacta. Están llenos de fibra, hierro, vitamina B y puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes. Se recomienda que la mayoría de los adultos consuman unos 170 gramos de granos por día, por lo menos, la mitad que debe consistir en granos enteros. Sin embargo, sólo el 5% de las personas consumen lo suficiente sobre una base diaria.

Así entonces, es el momento ideal de comer granos. Comienza con estas estrategias para hacer furtivamente tu dieta más sana.

En lugar de crema de champiñones

Prueba: Sopa de hongos y cebada
Deja a un lado esa lata, y rápidamente reducirás el sodio y la grasa. En su lugar, prepara una sopa de hongos o zetas frescos. La cebada ayudará a estabilizar el azúcar en la sangre y nivelará esos ‘golpes’ de hambre a media tarde.

En lugar de espagueti

Prueba: Pasta de quinua
Esta es una gran opción para las personas que piensan que la pasta de grano entero sabe muy extraña. Se sugiere servir pollo o salmón sobre una cama sobre esta versión de pasta, y ésta sólo tardará entre 4 y 6 minutos para cocinarse.

En lugar de una pizza tradicional

Prueba: Pan Pita de trigo entero
Intercambia la pizza regular con corteza por un pan pita de trigo entero, y te ahorrarás las calorías hasta en un 75% y aumentarás la ingesta de fibra de 1 g. a 9 g. Rocía aceite de oliva en el pan pita, una porción de grasas monoinsaturadas saludables para el corazón, y comienza a poner los vegetales frescos y algo de queso. Seguro que tu madre se sorprenderá.

En lugar de papas fritas

Prueba: Palomitas de maíz bajas en grasa
Comer granos enteros no puede ser más fácil. Para una merienda nutritiva, mete una bolsa de palomitas de maíz bajas en grasa en el horno de microondas y espolvorea con queso parmesano o canela. Tres tazas de palomitas de maíz es el equivalente de 28 g de granos enteros.

Harina enriquecida lugar de la de todo propósito

Prueba: Harina de trigo integral
Intercambia la harina blanca con harina de trigo integral para transformar tus productos de panadería en golosinas sanas. Si estás empezando la transición para comer más granos enteros, comienza por la sustitución de la mitad de la harina con la de trigo integral. Luego, gradualmente aumenta la cantidad hasta que su paladar se haya ajustado.

En lugar de Panqueques de mantequilla

Prueba: Panqueques de Avena
¡Atención compradores! Los alimentos saludables no tienen por qué ser caros. Puedes comprar la mezcla para panqueques (hot cakes) de trigo por el mismo precio que la mezcla de crepas con matequilla, pero la primera tendrá el doble de su contenido en fibra y reducirás la cantidad de sodio en un 35%. Ahora, eso es a lo que llamo valor.

En lugar de una galleta tradicional

Prueba: Una galleta de avena y chocolate
Para un golpre rápido de fibra, vierte los copos de avena en tu masa de galletas favorita. Agregaa trozos de chocolate negro que ayudan a mantener el vientre plano. Ahora sí, no te sentirás culpable por comerte una galleta.

Fuente: fitbie

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.