La verdad tras las etiquetas II

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Vas al súper y la oferta es amplia: ‘light’, orgánico, deslactosado, bajo en sodio… ¿Qué alimento es mejor? ¿Es verdad que los alimentos ‘light’ no engordan? ¿Son mejores los productos naturales? ¿Cuáles son las características de los productos orgánicos? En una época en que la oferta es tan diversa, los expertos te ayudan a descifrar sus características.

Bajos en sodio

El sodio es un mineral que se encuentra de manera natural en la leche, queso, carne, huevo, pescado y vegetales verdes. Además se le agrega a muchos alimentos procesados como conservador. A los productos bajos en sodio se les reduce esta sustancia hasta en 50 por ciento, o bien, contienen 140 mg de esta sustancia por porción. Se recomiendan para hipertensos y con males cardiovasculares.

OJO. Aunque el hecho de que estén reducidos en sodio los hace más saludables, esto no significa que no puedan contener otras sustancias que engorden. La leche, por ejemplo, puede estar reducida en sodio, pero, si contiene muchas grasas, quien la tome en exceso puede ganar peso.

Deslactosados

Son productos a los que sólo se les ha quitado la lactosa, un carbohidrato de la leche, aunque sus demás propiedades no han sido modificadas. Son una buena opción para quienes tienen problemas para digerir este componente.

OJO. Aunque estos productos efectivamente pueden ser consumidos por personas con esta condición, no significa que su aporte calórico sea menor que el del producto regular, lo más probable es que si no es light, tenga la misma cantidad de grasa o hasta más.

Adicionados con vitaminas y minerales

A ciertos productos se les pueden agregar minerales o vitaminas específicos, por ejemplo, la Norma Mexicana NOM-147-SSA1-1996 obliga a que cada kilo de harina blanca sea adicionado con 2 miligramos de ácido fólico y 35 miligramos de hierro para combatir las tasas de anemia infantil y el raquitismo. Pueden impulsar el crecimiento saludable de los niños.

OJO. Una persona, sobre todo un adulto, que lleve una alimentación más balanceada, que coma frutas y verduras, cereales, y leguminosas y proteínas animales, probablemente no necesite alimentos adicionados porque puede obtenerlas de los demás alimentos que consume. Expertos sugieren preguntar al médico qué efecto pueden tener en diabetéticos o hipertensos.

Frutas en conserva

Son frutas envasadas en agua y gran cantidad de azúcar.

OJO. Aunque son menos riesgosas que los productos enlatados por no tener conservadores químicos ni altas cantidades de sodio, contienen mucha azúcar. Es necesario ingerirlos moderadamente como una porción de postre de vez en cuando, y procurando no ingerir más azúcares en otros alimentos.

Fuente: Pablo Eduardo Hernández, presidente de la Comisión de Certificación y Vigilancia del Colegio de Cirujanos de Nuevo León; Elizabeth Solís, consejera del Colegio Mexicano de Nutriólogos y Doctora en Nutrición; Mary Campos, bióloga y agroecóloga; Blanca Edelia González, coordinadora del Centro de Investigación de la Facultad de Nutrición y Salud Pública de la UANL

Compartir

Deja un comentario