VIH Sida

Busca vacuna retardar el VIH

Busca vacuna retardar el VIHAún está lejos la concreción de una vacuna contra el VIH-SIDA, consideró el Premio Nobel de Medicina 1996, Rolf M. Zinkernagel (Riehen, Suiza 1944).

«Pese a que existen muchos esfuerzos de investigación en el mundo para lograr una vacuna, es muy poco probable que ésta sea esterilizante del virus —es decir, capaz de reducir el nivel de infección— o que logre la eficiencia de vacunas desarrolladas en el siglo pasado contra el tétanos, la difteria o el sarampión», estimó el médico suizo.

Invitado a México por el Instituto Científico Pfizer, el inmunólogo que hace una década compartió el Nobel de Medicina con el australiano Peter C. Doherty por el descubrimiento de las «células blancas» que reconocen a los organismos invasores y los distinguen de las propias células del organismo, calificó al VIH-SIDA como «especialmente complejo».

«Es un virus que, cuando creemos conocerlo, cambia, porque es mutante. Y además ataca al sistema inmunológico, cuya función es protegernos de agentes externos. De ahí su complejidad en el área inmunológica», detalló en conferencia de medios.

Basado en las evidencias experimentales de varios trabajos internacionales, Zinkernagel estimó que la nueva vacuna que surja de las investigaciones simultáneas que se realizan en varias naciones no logrará su objetivo de esterilizar contra el VIH ni protegerá contra la manifestación del SIDA.

«Creo que las nuevas vacunas lograrán reducir la velocidad en la evolución de la enfermedad, y aplazarla hasta 30 años«, estimó.

Agregó que el mecanismo de hacer lenta la expresión del SIDA en los pacientes «podrá mejorar su calidad de vida y posponer los efectos dañinos».

Hace más de 30 años que Zinkernagel estudia los procesos fundamentales de la inmunología.

«La inmunología es el conocimiento de la inmunidad. Todavía no entendemos muchos detalles del mecanismo de defensa del organismo, pero hemos logrado entender algunos mecanismos inmunológicos y copiarlos para producir vacunas», reconoció.

Fuente: Grupo Reforma

Te puede interesar

Más en:VIH Sida

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *