Haz que tus hábitos conlleven beneficios

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

«De poquito en poquito se llena el jarrito». Sabiduría popular que podría ir más allá de un conocido refrán. Detrás del mismo podría estar un secreto para triunfar.

Se cree que Tomás Alva Edison tenía razón: «el éxito es 1% inspiración y 99% sudoración«. Claro, el talentoso tiene ventaja. Pero un talentoso flojo se atora. Como la liebre de Esopo, será rebasado por el que se esfuerza.

Pero esforzarse no es suficiente. El esfuerzo tiene que ser conducente. Hay que tener buenos hábitos.

Y aquí está el reto: cambiar una conducta es bien difícil. Y qué mejor época para este tema que el inicio de año. ¿Cuánto duran nuestros grandes propósitos? ¿Comer menos? ¿Ahorrar más? ¿Ver menos tele?

Para evitar que sean efímeros, hay que voltear al refrán: de poquito en poquito. Para ello, hay dos libros interesantes sobre hábitos incrementales.

«Cuando las personas buscan cambiar, por lo general se entusiasman. Pero el entusiasmo no genera avance. Cuando la motivación se va, también lo hace el progreso. No necesitas más motivación, sino una estrategia que aproveche tus habilidades actuales. Las que ya tienes».

Palabras de Stephen Guise. El autor del libro «Mini hábitos» platica cómo inició su carrera para ejercitarse:

Dice que era un tipo cansado y flojo. Por años intentó ejercitarse sin resultados. Y decidió tratar algo loco: hacer UNA lagartija al día. Así es: una sola lagartija.

Y Guise encontró que al inicio hacía una, y luego empezó a hacer más. Al poco tiempo estaba ejercitándose constantemente.

Conforme empeczóé a ejercitarse, decidió agregar tres mini-hábitos por día: escribir 50 palabras de un libro, 50 en su blog y leer 2 páginas de un libro. Y concluye: «así escribí mi libro».

Bueno, pues Guise no es el único que trata el tema. Por ejemplo, S. J. Scott aboga por crear rutinas de acumulación de hábitos positivos.

Al entrelazar mini-hábitos positivos se hace más en menos tiempo y mejora la vida. Los hábitos se vuelven parte de la rutina.

De acuerdo con Scott, las características que requiere tener una rutina diaria positiva de mini-hábitos son:

  • Ejercitarlo lleva menos de 5 minutos
  • Es un hábito completo
  • Mejora la vida
  • Fácil de completar
  • La rutina diaria lleva menos de 30 minutos
  • Sigue un proceso lógico
  • Puede cumplirse con una «lista de mandado»
  • Se acopla a su vida

Scott escribió el libro «Acumulación de hábitos: 97 pequeños cambios de vida que llevan 5 minutos o menos». Aquí van 17 de ellos:

  1. Bebe un vaso de agua grande. Hidratarse ayuda a concentrarse.
  2. Crea un horario y jerarquice actividades.
  3. Enfócate en tus 3 principales tareas.
  4. Desmenuza tus tareas en pequeñas actividades.
  5. Fomenta la rendición de cuentas del equipo. Comunícate.
  6. Recompénsate al terminar una tarea.
  7. Remueve distracciones: correo electrónico y redes sociales, por ejemplo.
  8. Quita papeles innecesarios de tu escritorio.
  9. Escucha música tranquila (debatible, el rock alimenta el alma).
  10. Haz primero lo más difícil, lo menos atractivo.
  11. Plantéate metas pequeñas y alcanzables.
  12. Trabaja por periodos cortos de tiempo. Ej.: 25 minutos y descanso de 5 minutos.
  13. Lleva un recuento del tiempo que dedicas a cada actividad.
  14. Usa la regla de los 2 minutos: realiza inmediatamente las actividades que llevan poco tiempo.
  15. Registra tus ideas. Escríbelas, siempre puede haber algo valioso.
  16. Lleva una lista de lo que haz terminado. No sólo de pendientes.
  17. Reviza tus metas con frecuencia.

Demasiado sencillos, dirán muchos. ¡Exacto! Ese es el punto. Mejoras paulatinas que generen grandes resultados.

De acuerdo con Guise, los mini hábitos conllevan estos beneficios:

  • Acostumbran al éxito
  • Eliminan la culpa de no lograr algo
  • Crean un sentimiento de eficiencia personal
  • Desarrollan hábitos de trabajo y organización
  • Generan automotivación sin rollos. De acciones

Fuente: Via: Jorge Meléndez

Compartir

Deja un comentario