Antes de iniciar con una rutina de ejercicio o un deporte, es importante que acudas con un médico para una valoración de tu salud y tener un plan de entrenamiento, acompañado de una buena alimentación.

Ante la situación que vivimos, se ha optado por migrar del entrenamiento presencial al entrenamiento en casa, e incluso en línea.

Lo recomendable es estar bajo la supervisión de profesionales del área de la salud para entrenamiento y acudir a gimnasios, centros fitness y deportivos que estén debidamente acreditados bajo las nuevas normas sanitarias.

Si inicias con una rutina de ejercicio tienes que valorar tu capacidad, tu resistencia y tener el acompañamiento de especialistas que te guíen en el proceso.

El entrenamiento se puede dividir en poblaciones especiales: adultos mayores, mujeres embarazadas, personas con lesiones, adolescentes, niños, deportistas, atletas de alto rendimiento, etcétera, por eso la importancia de estar bajo la supervisión de un profesional debidamente acreditado.

Los ejercicios y entrenamientos varían dependiendo de la edad, condición, capacidades físicas, metas y objetivos.

El entrenamiento presencial es el más adecuado porque estás bajo la supervisión de un profesional, mientras que en el entrenamiento en línea se corre el riesgo de tener más lesiones al no estar bajo supervisión.

Por eso -cuando sea posible- es importante acudir al menos una o dos veces por semana con un profesional para trabajar de manera presencial y realizar un trabajo de supervisión online, por videollamada.

Se pueden realizar desde 10, 15 o 20 minutos de entrenamiento diario como mínimo, hasta una o dos horas como máximo, diversificando las cargas y el plan de entrenamiento.

Los entrenamientos adecuados pueden ser de hasta 2 o 3 veces en el día, dependiendo las metas, el tiempo y el entrenamiento especializado.

Para evitar las lesiones se deben seguir al pie de la letra las indicaciones del instructor físico, y una vez que se tiene la lesión, dejar descansar la zona afectada. Se debe de realizar un trabajo de entrenamiento más enfocado a la rehabilitación y fortalecimiento.

Lo principal es entrenar de una manera efectiva, eficaz y segura para evitar las lesiones, pero una vez que existe una lesión, por más mínima que sea, siempre se recomienda tener un botiquín de primeros auxilios en casa si se está entrenando en línea.

Es importante que a la rutina de ejercicios con acompañamiento profesional, se sumen las evaluaciones médicas previas, una dieta balanceada, descanso adecuado y buenos hábitos de sueño.

La salud física y mental son imprescindibles para nuestra vida. Hay que acudir a revisiones médicas y realizarse los exámenes correspondientes, cada año, y no automedicarse.

Fuente: Erick Alan Duque

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *