Dieta & Nutrición

¿Las fajas funcionan para bajar de peso?

¿Las fajas reductoras funcionan para bajar de peso?

Desde hace muchos años, a las mujeres se les han vendido productos para adelgazar la cintura y aplanar el vientre. En Estados Unidos, las varillas de ballena de los siglos XVIII y XIX dieron paso a las fajas ajustadas de los años cincuenta.

Ahora, la lucrativa industria de las prendas moldeadoras y personas famosas han lanzado ciertos productos para aplanar el vientre como algo más que estrategias para usar debajo de vestidos especiales.

Las fajas reductoras —dispositivos de compresión que se llevan apretados alrededor de la cintura y que suelen abrocharse con cierres, velcro o una falange de ganchos— han sido calificadas como herramientas importantes para perder kilos y esculpir el vientre.

Algunas celebridades publican videos en los que se ven usando las bandas durante los entrenamientos o revelan sus progresos día a día. Otros las llevan de forma pasiva a lo largo del día, con la esperanza de persuadir a un vientre tambaleante para convertirse en una silueta de reloj de arena.

La connotación es que, si se utiliza con regularidad, la cintura se apretará y adelgazará, y mantendrá una configuración permanente de reloj de arena. Pero ¿los moldeadores de cintura pueden lograr eso? Esto es lo que dicen los expertos acerca de cuatro de las afirmaciones sobre ese producto.

Una cinturita permanente

La idea de emplear un moldeador de cintura para dar a tu cuerpo la forma que te gusta de manera irreversible es similar a la de usar un retenedor o un protector bucal para evitar que los dientes se muevan.

Se piensa que si se aplasta la cintura con regularidad para darle una forma de reloj de arena, con el tiempo el cuerpo conservará inevitablemente esa forma.

Pero, a diferencia de los dientes, que se pueden mover y mantener porque son huesos, la grasa, los órganos y la carne alrededor de tu cintura no se entrenará para quedarse en una nueva posición.

El sudor focalizado provoca pérdida de grasa

Muchos de las afirmaciones de mercadeo de los moldeadores de cintura sugieren que el sudor en la región del vientre puede romper las células de grasa allí más rápido.

Pero al igual que la grasa no se puede redistribuir con la presión, tampoco se puede eliminar con el sudor.

De hecho, cualquier cambio de peso después del entrenamiento que puedas notar es probablemente el resultado de la pérdida de líquidos.

Hay algunos medicamentos que pueden ayudar a perder peso, pero únicamente la cirugía puede eliminar la grasa de una zona específica.

La dieta y el ejercicio suelen ser más accesibles, e incluso en ese caso, todo se encoge lentamente de golpe, sin importar lo que lleves puesto.

Restricción calórica por constricción

Un estómago restringido significa menos espacio para la comida, lo que ayuda a suprimir el apetito y a comer porciones más pequeñas.

Hipotéticamente, llevar algo apretado alrededor del abdomen podría hacer que te sintieras llena más rápido, limitando así tu consumo de calorías; sin embargo, como los moldeadores de cintura pueden ser muy incómodos, no es probable que los lleves durante el tiempo suficiente para marcar la diferencia en la cantidad que comes.

Por ejemplo, en un pequeño estudio realizado en Suecia y publicado en 2010, los investigadores pretendían investigar si el uso de corsés después de la pérdida de peso en pacientes obesos podría ayudarles a mantener lo que adelgazaron.

Pero los investigadores nunca pudieron sacar conclusiones firmes sobre ese tema porque los corsés eran tan incómodos que menos de una cuarta parte de los participantes los usaron con regularidad.

No hay pruebas científicas y los datos son muy limitados, si es que hay alguno, de que los corsés contribuyan realmente a la pérdida de peso.

Un centro más fuerte

Al realizar un entrenamiento del tronco, se piensa que una presión intensa en la cintura puede ayudar a fortalecer los músculos más rápidamente.

Según los expertos, esto puede ser cierto para algunas personas, sobre todo para las que tienen los músculos abdominales debilitados, a menudo después de una intervención quirúrgica importante, como una cesárea, una histerectomía o una operación intestinal.

Un moldeador de cintura puede ser útil para apoyarlos en las primeras etapas de curación y reconstrucción de esa zona.

¿Hay riesgos a largo plazo?

La mayoría de los médicos están de acuerdo en que habría que usar un moldeador de cintura demasiado apretado, durante demasiado tiempo, para dañar los órganos internos. Y a corto plazo, cualquier molestia que sientas probablemente te hará aflojarlo.

Si ignoras las molestias y sigues con la faja puesta, es probable que consumir muy pocas calorías sea insostenible, o incluso podría ser perjudicial.

Las dietas restrictivas pueden ralentizar el metabolismo y provocar un aumento de peso en el futuro, o pueden causar desórdenes alimenticios y debilidad.

Fuente: Colleen Tewksbury, Edward Laskowski, Amy E. Rothberg.

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published.