Fuerza y control

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Cuántas veces haz escuchado una frase como esta: “El peor rival que tengo soy yo mismo”.

No importa si es en el trabajo, la casa, el deporte o algún otro entorno, la actitud combinada con la preparación física es una de las fórmulas ideales para superar los obstáculos.

Uno de los ejemplos más comunes se presenta cada vez que el calendario da vuelta de hoja, cuando renace el deseo de eliminar malos hábitos para mejorar la salud.

“Lo primero es reconocer lo que queremos hacer como deporte, porque requiere disciplina y es difícil guardar una disciplina completa si no se está comprometido con lo que se va a hacer”, afirmó Salvador Rivera, entrenador del Club Casablanca.

Sin embargo, el equilibrio físico y mental no sólo implica entrenamiento constante, también requiere de una modificación en la actitud hacia la vida en general, y en ella se puede obtener una comunión entre los deberes y las aficiones.

Para que el cambio sea total, es necesario tomar el deporte con disciplina y dedicación, aspectos que mejoraran la capacidad de tolerancia a la frustración y una mejor salida a los problemas.

Una de las alternativas para lograrlo es encontrar la actividades idónea donde la persona se encuentre cómoda, por ejemplo, en disciplinas como boxeo y artes marciales muchas veces se canaliza presiones o frustraciones y, al mismo tiempo, se adquiere mayor control mental.

Pero para mantener una buena figura y un cuerpo sano, es primordial definir una dieta adecuada y mantener los hábitos alimenticios saludables, no sólo se trata de eliminar energía o moldear figura con pesas, pilates y spinning, entre otros.

“Lo principal es que la gente tenga en cuenta que el concepto de dieta es todo el conjunto de alimentos que se consumen de manera habitual, no existen los alimentos buenos y malos, sino que existen buenos y malos hábitos alimenticios”, señaló Gloria Peña, nutrióloga de la UAEM.

La principal recomendación es hacer cinco comidas al día, de no más de cuatro horas de diferencia entre unos y otros, con tres comidas fuertes (desayuno, comida y cena), y dos refrigerios, uno en la mañana y otro en la tarde.

La mezcla entre el trabajo físico y mental, más una buena alimentación, siempre arroja el mismo resultado: la persona se siente mejor al superar sus retos.

En conjunto

Consejos para eliminar malos hábitos basados en el ejercicio, la alimentación y el trabajo mental

• Media hora diaria de activación física

• Trabajar constantemente en la disciplina en el deporte, pues una vez que se deja por un momento, es difícil, y en ocasiones hasta doloroso, regresar a él, lo cual genere otros beneficios como mayor competitividad y tenacidad

• No intentar recuperar la figura en un día, hay que comenzar con poco ejercicio e incrementarlo paulatinamente; aquí la fortaleza mental es clave para lograr la meta

• Un factor vital es la paciencia, pues todo proceso requiere un tiempo para mostrar resultados

• Mantener una dieta balanceada

• Hacer tres comidas al día, además de dos colaciones ligeras en horarios previamente establecidos, además de no pasar más de cuatro horas sin consumir alimentos

• No exagerar con las grasas

Fuente: Salvador Rivera

Compartir

1 comentario

Deja un comentario