Dieta & NutriciónEjercicio Fí­sico

¿Por qué el ejercicio no te hace perder peso?

La culpa de que no adelgaces, aunque sudes a diario, puede ser tuya. The British Journal of Sports Medicine recientemente publicó el estudio “¿Por qué el ejercicio no te hace perder peso?” Investigadores de Queensland University of Technology estudiaron a 58 personas obesas que completaron 12 semanas de entrenamiento aeróbico supervisado sin cambiar sus dietas. Casi la mitad de los participantes no logró la pérdida de peso esperada.

Científicos de la University of Colorado School of Medicine reclutaron a varios grupos de personas: algunos deportistas delgados, pero fuertes; otros sedentarios, pero delgados; otros sedentarios y obesos. La protagonista fue una habitación llamada calorímetro, donde se miden las calorías que una persona quema. Cada grupo pasó 24 horas en una cinta.

Luego, 24 horas quieto en el calorímetro. Luego, otras 24 horas que incluían una hora en bici estática. Los investigadores descubrieron que ninguno de los grupos experimentó “afterburn”, que es cuando el metabolismo, después del ejercicio, sigue eliminando grasa. Y tampoco quemaron gramos el día del ejercicio.

La ecuación gimnasio igual a pérdida de peso no es tan sencilla como siempre ha parecido. ¿Cuántas calorías se queman en una sesión prototípica de ejercicio? Entre 200 y 300 calorías. Una cantidad que se recupera con una bebida energética.

No es que el ejercicio no queme grasa, sino que reemplazamos las calorías. Así que si no se ha sudado lo suficiente, la bebida energética acabará colocando gramos en el cuerpo.

“Si nuestro objetivo es perder grasa, debemos trabajar más tiempo cada día y con una intensidad moderada”, indica José López Chicharro, fisiólogo y profesor de la Universidad Complutense de Madrid.

Una creencia común es que una hora de ejercicio justifica una comilona. Se sobrevaloran las calorías que podemos perder. En la consulta de López Chicharro se presentó hace poco un paciente desesperado. Hacía una hora de spinning todos los días, con lo que quemaba unas 300 calorías. Lo que se callaba era que luego desayunaba dos croissant (cada uno, otras 300 calorías), así que no hacía más que acumular grasa.

La fórmula

Para perder kilos, Marcos Flórez, director de Estar en Forma, recomienda:

· Que te ejercites entre unos 45 y 50 minutos, tres o cuatro veces a la semana.

· Hacerlo por la mañana para favorecer los niveles altos de ácidos grasos libres.

· Tomar una taza de café 45 minutos antes de que te pongas en marcha.

Lo que debes evitar:

· Comer justo después del ejercicio para potenciar la pérdida de peso.

Fuente: El País

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *