CáncerGlosario de la Salud

Detecta la leucemia a tiempo

La Leucemia Mieloide Crónica (LMC) es un padecimiento maligno de la sangre y médula ósea caracterizada por la proliferación no controlada de glóbulos blancos que afecta a más de 6 mil mexicanos, en su mayoría varones.

Si se detecta a tiempo se puede garantizar al paciente una excelente calidad de vida, el problema es que en la mayoría de los casos se diagnostica en etapas avanzadas. De hecho, se calcula que alrededor del 40 por ciento de personas con este mal no sabe que lo padece.

Esta neoplasia se origina de una alteración genética adquirida. Lo que sucede, es que ocurre un intercambio de material genético entre los cromosomas 9 y 22, explica el hematólogo Luis Meillón.

“Este intercambio da origen al cromosoma Filadelfia, alteración genética que trae como consecuencia este tipo particular de leucemia”, indica Meillón, jefe del servicio de hematología del Centro Médico Nacional Siglo XXI.

Hasta ahora las causas del mal no están bien definidas. Se sabe que existe relación entre la predisposición genética y el medio ambiente. Algunos casos se han ligado a la exposición de radiaciones ionizantes o a determinados productos químicos, como insecticidas y pesticidas.

Predisposición genética

De acuerdo con Raúl Cano, presidente de la Agrupación Mexicana para el Estudio de la Hematología, aunque la LMC es una enfermedad que afecta principalmente a individuos mayores de 50 años, en México existen cada vez más casos entre personas de 25 a 40 años.

“Esto posiblemente tiene que ver con algunas características de la población mexicana. Al parece ser existe una predisposición genética y esto está relacionado a que tenemos genes asiáticos”, asegura el experto.

Esta enfermedad representa 2.8 por ciento de las formas de cáncer diagnosticadas en todo el mundo. En el País cada año se presentan cerca de mil casos nuevos, lo que representa ya un problema de salud pública, afirma Cano.

Pero a pesar de la alta incidencia y que en etapas iniciales no presenta síntomas, la LCM tiene la gran ventaja de que se puede detectar tempranamente gracias a una biometría hemática, examen sencillo y de bajo costo.

Normalmente los individuos tienen entre 5 y 10 mil leucocitos, pero la enfermedad puede producir cantidades descomunales que pueden llegar hasta 300 mil o 400 mil.

Cuando el padecimiento ha evolucionado se puede presentar síntomas, como cansancio, pérdida de peso, fiebre, sudoración excesiva, hemorragias y moretones.

“La detección oportuna es lo más importante, pues el pronóstico de la enfermedad depende de la edad del paciente y la etapa del padecimiento”, señala Meillón.

El trasplante es un excelente método para curar la leucemia, sobre todo en pacientes jóvenes, el problema es que no está disponible para la mayoría de los casos. La opción es el tratamiento farmacológico.

¿Qué es?

La leucemia mieloide crónica es un tipo de cáncer que provoca un aumento desmedido en la producción de glóbulos blancos de la médula ósea.

¿Cómo se manifiesta?

Este mal se caracteriza por la presencia del cromosoma Filadelfia y sucede por lo siguiente:

1.- Una sección del cromosoma 9 y otra del 22 se rompen e intercambian lugares.

2.- El cromosoma 22 queda de un tamaño menor y recibe el nombre de cromosoma Filadelfia (PH).

3.- En el cromosoma Filadelfia ocurre una fusión entre el gen BCR del cromosoma 22 y el gen ABL del cromosoma 9.

4.- Este intercambio genético provoca que los glóbulos blancos no maduren y se acumulen en grandes cantidades.

Lento pero mortal

Al ser un padecimiento crónico, tiene un nivel de progresión lento, hasta que se manifiesta mediante un cuadro agudo. Sus fases son:

Fase 1 (crónica)

– Se localizan pocos glóbulos blancos inmaduros (blastos) en la sangre y médula ósea.

Fase 2 (acelerada)

– Aparecen glóbulos inmaduros en la sangre y en la médula con disminución de células normales.

Fase 3 (blástica)

– Por lo menos un tercio de las células en la sangre y médula es de glóbulos blancos inmaduros.

– El curso de la enfermedad se torna muy grave y se forman tumores en ganglios y huesos.

Fuente: Luis Meillón, Raúl Cano y Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos

Te puede interesar

Más en:Cáncer

3 Comentarios

  1. Gracias por la información, es de mucha utilidad. Saludos 🙂

  2. dolor abdominal acompañado con falta de apetito, gripes ligeras con poca duracion, dolores en musculos y huesos de las piernas y pies(acompañados de calambres) repentinas crisis de tos o no poder respirar bien, pueden ser sintomas de alarma . es una persona asmatica de 15 años pero la tiene controlada desde hace tiempo sinembargo tienes antecedentes de leucemia

  3. A veces ese tipo de gastritis y cancer se deben a las muchas dietas que uno hace y cuando pasa el tiempo se ha ganado una gastritis. Pero todo eso lo hace la misma publicidad. Si bien es cierto que adelgazar mas que belleza debe ser por salud, hay que saber cuál es el metodo mas efectivo no solo para adelgazar sino tambien para perder barriga, hagamos las dietas bajo estricta seguridad y efectividad.

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *