Mente Saludable

Una buena manera de empezar el año

¿Estás evaluando cómo fue el año pasado o estás pensando en cómo será este?

Un periodista americano, Sim Sanders, escribió un artículo en el cual cuestiona por qué en Internet las personas resolvieron llamar el año 2016 como el peor hasta ahora. Sanders dice que “cada cinco minutos recibimos una mala noticia, malos comentarios por Twitter, un link de Facebook…”. Aunque las noticias no son algo personal, nos afectan.

En otras palabras, noticias pesimistas, comentarios negativos, problemas y eventos, además de muertes de cantantes y actores queridos, hacen creer que 2016 fue el peor de todos, sin darse cuenta de que hay cosas buenas pasando. Esto es una especie de hipnotismo colectivo, o sea, las personas inconscientemente ven un lado solo, como si estuvieran ciegas para el otro lado.

Por eso es bueno pensar y evaluar la información para que no te dejes caer en ese tipo de hipnotismo colectivo. Ya dijo Einstein: “No podemos resolver problemas usando el mismo tipo de pensamiento que usamos cuando los creamos”. Es natural querer resolver problemas propios y ajenos.

La gran pensadora norteamericana, Mary Baker Eddy, autora de Ciencia y Salud — “uno de los 75 libros escritos por mujeres, cuyas palabras cambiaron el mundo — dijo que “la Ciencia Cristiana … desenreda las ambigüedades entrelazadas del ser y libera el pensamiento aprisionado.”

El pensamiento colectivo hipnotizado está “aprisionado”, ve solo problemas. Para contribuir con soluciones y prepararte para un año mejor, tienes que buscar inspiración y fuerza en lo bueno que ha pasado en tu vida y en el mundo.

Es importante estar bien informado, pero sin dejar que las noticias afecten el humor, el bienestar y las metas personales.

Imagina que un escultor mira a su modelo constantemente para crear su obra. De la misma manera, somos escultores de nuestro pensamiento y la manera de vivir es nuestra obra. Si nuestro modelo es la salud, el bien y la justicia, veremos más de esos ejemplos en los demás y en nosotros mismos.

Eso no es simplemente un concepto positivo ingenuo, sino una forma científica de concebir y pautar la vida, que trae buenos resultados personales y colectivos por estar fundamentada en la ley espiritual de armonía. Lo sé por experiencia propia y por haberlo visto en los demás en diversas ocasiones.

Este año para ti puede depender mucho de qué modelo pones delante de tu pensamiento, de lo que esperas de ti mismo y de la confianza en tu propio progreso.

Voy a darte unos ejemplos de modelos que quiero mirar constantemente y espero que te inspiren a pensar en qué modelos quieres para ti:

  • Expresar amabilidad, dulzura y gentileza hacia todos
  • Tener paciencia conmigo misma y con los demás
  • No juzgar, no condenar, no menospreciar, no comentar algo indebido
  • Sentir la energía divina que trae constante renovación
  • Amarme a mí y a los demás incondicionalmente

Al mirar a esos y a otros modelos sin cesar, nuestra obra solo puede ser buena, e incluso contribuimos para que el pensamiento colectivo sea libre y vea el otro lado – ¡el lado del bien!

Fuente: Leide Lessa

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *