Protege tu piel contra el daño por el frío

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Durante la temporada invernal debes mantener humectada tu piel para evitar que sufra daños, que pueden ir desde resequedad y comezón hasta la muerte del tejido en alguna zonas del cuerpo.

Con el frío y la falta de humectación, la piel tiende a tornarse quebradiza, presentar comezón y crear grietas que son la vía de entrada de bacterias y virus que pueden ocasionar infecciones leves, informó la Secretaría de Salud (Ssa) en un comunicado.

Los niños y los adultos mayores son más susceptibles a sufrir daños en la piel a causa de las temperaturas extremas, así como quienes padecen alguna enfermedad dermatológica o las mujeres en la etapa de la menopausia, detalló la dependencia.

Para prevenir estas afectaciones, todo el cuerpo debe humectarse a diario, sobre todo, las partes más expuestas al ambiente, como las manos y la cara.

Al lavarse con frecuencia, con agua y jabón, las manos pierden su hidratación natural, por lo que se recomienda aplicar una capa de crema después de cada lavado.

En el caso de los labios, se sugiere usar una pomada hidratante para evitar que el frío los reseque y agriete.

También se aconsejó tomar baños rápidos con agua tibia y no caliente, ya que ésta, por un tiempo prolongado, elimina la capa de grasa de la piel y provoca resequedad.

Durante el invierno los rayos del Sol también dañan la piel, por lo que se debe utilizar protector solar en cara, manos y pabellones auriculares.

En caso de identificar enrojecimiento, obscurecimiento o entumecimiento de la piel, es necesario acudir a un Centro de Salud para ser valorado y brindar tratamiento oportuno.

Fuente: SSA, México.

Compartir

Deja un comentario