Por Tu Salud

La sordera durante los primeros meses de vida

Detectar la sordera durante los primeros meses de vida es fundamental para su atención oportuna.

Si a un bebé no lo diagnosticamos desde su nacimiento y no lo tratamos tempranamente, no tendrá su pleno potencial; estará limitado.

En cambio, si se detecta y trata oportunamente su vida puede ser normal.

Un bebé que nace con sordera tiene que estar usando auxiliares auditivos antes de cumplir seis meses, y si es profunda requiere un implante coclear para desarrollar su lenguaje normalmente.

Entre más tiempo se tarda uno, menos calidad tiene en la comprensión y en la expresión de su voz.

Un estudio realizado por la asociación Ayúdanos a Oír, México, reveló que los niños que se implantan antes de los 2 años tienen arriba de un 85 por ciento de probabilidades de que cuando entren a primaria tengan un lenguaje normal.

En los que se implantan entre los 2 y 4 años se reduce este porcentaje a un 60 por ciento; mientras que entre los 4 y 8 años el porcentaje baja a un 50 por ciento.

Pasando los 8 años ya no es posible que adquiera lenguaje si no lo tenía antes.

Se advierte además que también es crucial prestar atención a la pérdida audición por la edad, particularmente en los adultos mayores.

Entre más pérdida de audición más riesgo de demencia senil. La pérdida superficial aumenta al doble la incidencia de demencia senil. Mientras se hace más profunda puede aumentarse tres o cinco veces más el riesgo.

Alerta

En México no hay un tamiz auditivo neonatal, acuda al médico si:

  • El bebé, desde los primeros meses de vida, no sonríe cuando oye la voz de su mamá.
  • A los cinco meses no responde a su nombre o reconoce palabras como, mamá, papá o adiós.

Fuente: Gonzalo Cervera

Te puede interesar

Más en:Por Tu Salud

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *