Ser Mujer

Guía sobre la trata de mujeres

Proyecto Mujer Frontera, organización civil española editó la «Guía sobre la trata de mujeres», que incluye tanto recomendaciones para víctimas, así como propuestas para las organizaciones que les brindan apoyo y que fue elaborada por víctimas de este delito.

«Además de demostrar que las mujeres que sufrieron la trata son capaces de pensar, reflexionar y proponer, es importante el que ellas mismas hagan una guía (…) porque las recomendaciones se basan en las propias experiencias de las víctimas, pero sobre todo, porque sabemos que la mayoría de expertos que han elaborado políticas, protocolos de atención a víctimas de trata nunca han conocido a una víctima, por lo tanto se han basado en una víctima que se imaginaron desde un escritorio», explicó Helga Flamtermesky, coordinadora del Proyecto Mujer Frontera.

Proyecto Mujer Frontera nació a partir de una investigación «en la que se buscaba empoderar a mujeres inmigrantes víctimas de la trata, ellas mismas propusieron crearla para poder actuar, hablar, hacer incidencia política y ayudar a mujeres en situación de trata», narró Flamtermesky.

Mujeres víctimas de trata de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, El Salvador, Etiopía, Filipinas, Guatemala, Marruecos, México, Pakistán, República Dominicana, Rumania y Senegal colaboraron en la Guía.

«(En las víctimas de trata) la desconfianza queda como una cicatriz, pero la capacidad de lucha y de sobrevivencia se mantiene aún cuando ya estén fuera de la trata y hayan reconstruido sus vidas», agregó la coordinadora de las propuestas de las víctimas para elaborar la Guía.

Entre las principales preocupaciones que las víctimas tienen tras lograr salir de la trata está el brindar protección de sus familias y buscar un trabajo.

Para Flamtermesky, mujeres de todo tipo pueden caer en la trata, «sobretodo las que quieren migrar, el problema es que los imaginarios de que solo caen las mujeres pobres o prostitutas hace que las mujeres que viven otras formas de trata no sean conscientes de ello, como las víctimas de matrimonios serviles, que en su mayoría son mujeres profesionales de clase media», advirtió.

De 22 mujeres que iniciaron el proyecto, ahora suman más de 40, «todas en diferentes países del mundo, sin contar con las mujeres que nos contactan sólo para pedir información o compañía», dijo Flamtermesky.

Fuente: Proyecto Mujer Frontera

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Ser Mujer