Dieta & Nutrición

¿La cúrcuma cura enfermedades?

¿En verdad la cúrcuma es una cura maravillosa? Y es que esta planta se ha convertido en el ingrediente de novedad en muchas recetas y remedios caseros; sus compuestos actúan de muchas formas en el cuerpo y alcanzan a órganos como en los riñones o en el hígado.

Si vas a un mercado o tienda naturista, te llamará la atención esta especia de la que todos hablan, la puedes encontrar fresca (una raíz muy parecida al jengibre), en un polvo de un color amarillo-naranja intenso, o bien, en suplementos (cápsulas, pastillas o gomitas).

Pero, ¿para qué sirve la cúrcuma? Aunque su popularidad es relativamente reciente, en realidad se ha usado por miles de años en la medicina Ayurveda (India) y China, donde se emplea para ayudar a la digestión, contra el dolor de artritis, regular ciclos menstruales y mejorar la función hepática (del hígado).

Además, como especia es bastante consumida alrededor del mundo, ya que se utiliza en mostazas, para el curry, en arroz, salsas picantes, platillos con pescados y mariscos, en la famosa leche dorada (golden milk) o en un simple té.

¿La cúrcuma puede curar enfermedades?

Ninguna. Si bien en remedios difundidos de voz a voz o en la red, hallamos todo tipo de promesas ‘milagrosas’ contra las piedras en los riñones, para desintoxicar el cuerpo, regular el azúcar y la presión arterial, tener buena digestión, hasta se le llama ‘anticancerígeno’ y se afirma que es capaz de ‘limpiar’ el hígado.

Sin embargo, no todo es cierto como se promueve, ya que en realidad se han comprobado muy poco de sus beneficios.

La cúrcuma sí tiene poderosos compuestos llamados curcuminoides, de los cuales el más importante es la curcumina, responsable de muchos de los beneficios que se le atribuyen, como propiedades antiinflamatorias, antidiabéticas y antioxidantes.

Sin embargo, aunque suene contradictorio, la cúrcuma tiene muy poca curcumina: solo alrededor del 3 por ciento y esta se absorbe muy mal en el cuerpo cuando viene directo de la planta.

¿La cúrcuma sirve para limpiar el hígado?

En los remedios caseros, las personas te aconsejan ‘limpiar’ el hígado al tomar en ayunas una infusión de la raíz de cúrcuma fresca, se suele acompañar de pimienta negra y jengibre, o bien, tomar un vaso de agua con una cucharada de polvo de esta especia diluida.

Pero la curcumina que ingieres de tu remedio casero es demasiado baja, casi nada; para tratar de mejorar la absorción, se ha comprobado que ayuda agregar pimienta negra, ya que la piperina ayuda para este fin, aun así, su efecto es moderado.

Si bien un suplemento puede tener una dosis concentrada de curcumina, se afirma que no sustituye a ningún tratamiento y debe ingerirse con supervisión médica por posibles efectos secundarios.

Tiene beneficios para el hígado

El hígado se relaciona con más de 500 funciones esenciales en tu organismo: filtra toxinas, excreta bilis, ayuda a resistir infecciones, regula niveles químicos de la sangre y más; cuando este órgano falla, el cuerpo se llena de toxinas.

Hay diversas enfermedades hepáticas que dañan tu cuerpo, por ejemplo, el hígado graso (exceso de grasa en células hepáticas), fibrosis hepática (acumulación de tejido cicatrizal en el hígado) o cirrosis (el tejido sano del hígado se cicatriza y no fluye sangre).

La alimentación y los buenos hábitos son las principales maneras de evitar daños a este órgano y la cúrcuma se ha estudiado por algunos posibles efectos para el hígado.

Un artículo de la American Society for Nutrition hizo una revisión de diversos estudios sobre los suplementos con cúrcuma y curcumina, encontró que tienen el potencial de mejorar significativamente los índices de salud del hígado, pero su eficacia no se ha comprobado del todo.

Cabe destacar que muchos estudios han sido en animales, no en humanos, y suelen referir a concentrados de curcumina, no a un remedio casero.

Fuente: Cleveland Clinic

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *