Diabetes

La diabetes y el cuidado de tu cerebro

La diabetes y el cuidado de tu cerebro

Conocida como una afección de la manera en la que el cuerpo procesa el azúcar en la sangre, la diabetes puede tener complicaciones de carácter cerebrovascular, conoce cómo prevenirlas.

La diabetes mellitus, una enfermedad metabólica y crónico degenerativa, tiene entre sus principales complicaciones afecciones al sistema nervioso por medio de las arterias, que son los conductos por donde llega la sangre al cerebro.

Entre otras cosas, las personas con diabetes enfrentan un considerable riesgo de padecer un accidente, evento o enfermedad vascular cerebral (EVC), una grave complicación macrovascular de alta mortalidad o con secuelas neurológicas importantes

Es una enfermedad que, en los pacientes con diabetes mellitus, se va a presentar de un 20 a un 40 por ciento de todos. Es decir, de cada 10 diabéticos, dos a cuatro van a padecer una enfermedad cerebrovascular.

Existen dos tipos de enfermedad vascular cerebral:

  • Isquémica (infarto cerebral): Ocurre cuando una arteria se obstruye produciendo interrupción o pérdida repentina del flujo sanguíneo cerebral
  • Hemorrágica (derrame cerebral): Cuando un vaso sanguíneo se rompe, causando un sangrado dentro del cerebro

Muchos pacientes llegan a una sala de quirófano para tener que evacuar esa hemorragia y evitar que el paciente progrese en un déficit neurológico o que pueda fallecer. Es muy frecuente tratar a pacientes diabéticos de una manera quirúrgica por esta causa.

Las señales de alarma

Algunos signos a los cuales las personas con diabetes pueden poner atención son:

  • Entumecimiento, debilidad o parálisis de cara, brazo o pierna, en uno o ambos lados del cuerpo
  • Súbita visión borrosa o reducida en uno o ambos ojos
  • Aparición brusca de mareos, pérdida del equilibrio o caídas sin explicaciones
  • Incapacidad repentina para comunicarse (dificultad para hablar o entender)
  • Dolor de cabeza de gran intensidad y sin causa conocida

Estos síntomas pueden durar sólo unos minutos y luego desaparecer, o preceder a un EVC de mayores consecuencias, por lo que requieren atención médica inmediata.

¿Cómo prevenir un EVC

Para el manejo y prevención de EVC, los pacientes con diabetes deben hacer una intervención multifactorial sobre los factores de riesgo cardiovascular clásicos:

  • Hipertensión arterial
  • Sobrepeso y obesidad
  • Dislipidemia (altos niveles de colesterol y triglicéridos)
  • Tabaquismo y alcohol
  • Sedentarismo

Tienes que cambiar tus hábitos de alimentación, comer frutas, verduras, ingerir agua. Hoy en día la ingesta de líquidos está sustituida por productos procesados y con alto contenido de azúcar; es alarmante, hay personas que no les gusta tomar agua.

Tienes que hacer ejercicio, y detectar que colesterol y triglicéridos estén en niveles adecuados.

Se advierte que muchas personas suelen desconocer que viven con diabetes o hipertensión, por lo cual recomienda:

  • Acudir con frecuencia al médico para checarse la presión, o monitorearla desde casa
  • Tomarla dos veces al día en reposo, y llevar un registro. Si la lectura es superior a 140/90 mm Hg, consultar a un especialista
  • Realizarse un estudio de química sanguínea para conocer los niveles de glucosa, colesterol y triglicéridos

Fuente: Javier Ceballos

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en:Diabetes