Ejercicio Fí­sico

¿Necesitas unos tenis especiales para correr?

Los tenis para correr tradicionales están diseñados para amortiguar el impacto contra el suelo y proporcionar tracción.

Al igual que el resto del calzado deportivo, los tenis para correr están hechos de tela, espuma y caucho, pero están diseñados para satisfacer las exigencias específicas de cada deporte.

La mayor diferencia en casi todos los tenis para correr radica en la entresuela, que está hecha de una espuma mullida. Otros tipos de calzado deportivo también tienen espuma en la entresuela, pero en los tenis para correr hay más.

Además, la mayoría de los tenis para correr tienen características integradas en el empeine —las partes de tela que forman la parte superior del calzado— pensadas para mantener el pie seguro.

¿Cumplen lo que prometen?

Las empresas de calzado invierten mucho dinero en investigación biomecánica; sin embargo, los departamentos de mercadotecnia y los dependientes de las tiendas de artículos para correr suelen exagerar ciertas características, sobre todo a los corredores más novatos.

El calzado de estabilidad y control de movimiento, por ejemplo, es muy popular entre los corredores y se dice que previene las lesiones, puesto que corrige la sobrepronación, que es cuando el tobillo se hunde demasiado hacia dentro al caminar o correr. Algunos modelos tienen postes rígidos que reducen el movimiento de lado a lado.

Pero las pruebas actuales no confirman estos beneficios de protección.

Los tenis maximalistas, con suelas gruesas para amortiguar mejor los impactos, son otra categoría muy popular. Pero, aunque la amortiguación suavice el golpe, más espuma no siempre es mejor.

Con una capa más gruesa de espuma entre el pie y el suelo, el cerebro recibe menos información sobre cómo interactúa el cuerpo con la superficie del suelo.

También existen los supertenis, que son tenis de moda para carreras con placas rígidas de fibra de carbono y espuma ultraligera y reactiva. Varios estudios dan a entender que, al usarlos, los atletas corren más rápido.

Pero los supertenis no son adecuados para todo el mundo: en un pequeño estudio, los supertenis mejoraron la economía de carrera de algunos corredores a ritmos que no eran de élite, pero alrededor de un tercio de ellos empeoraron.

¿Qué debes buscar en tus tenis para correr?

La mayoría de los corredores, incluidos los que apenas inician, deberían optar por lo que se conoce como tenis neutros para el diario. Estos tenis no intentan cambiar la forma en que el pie interactúa con el suelo, simplemente proporcionan algo de amortiguación.

Pero hay algunas razones para considerar otras opciones. Los tenis especializados, como los maximalistas y los de estabilidad se recomiendan a pacientes que ya sufren ciertos tipos de dolor o lesiones.

Y si sueles recorrer terrenos escarpados, fangosos o empinados, el calzado de senderismo tiene más tracción para mejorar el agarre, sobre todo en las bajadas.

¿Qué tan seguido debo remplazarlos?

Depende mucho del corredor y del zapato. Los corredores con un kilometraje más alto, los que entrenan en superficies más duras o accidentadas y las personas con patrones de marcha irregulares quizá tengan que cambiar sus tenis antes, y los supertenis tienden a estropearse antes que el calzado neutro.

Si estás acostumbrado a correr, puedes sentir que tu zapato está cercano a la jubilación: tal vez te duela un poco el arco o las canillas o de pronto empiezas a estar adolorido en las rodillas o los talones. Los signos visibles de daño, como grietas o caucho desgastado también son indicios de que hay que cambiarlos.

Fuente: Geoff Burns, Matthew Klein.

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *