¿Conoces la abrazoterapia?

El abrazo es capaz de hacer sentir mejor a cualquiera. Es tan bueno, que se construyó todo un movimiento internacional para repartir abrazos y hacer felices a todos, la Abrazoterapia.

«Es una técnica terapéutica que implica contacto físico, tacto para sanar o remediar algún estado emocional de los pacientes», comenta el impulsor de la abrazoterapia en México y sicoterapeuta, Omar Villalobos.

La abrazoterapia contempla no sólo los beneficios al alma, sino los fenómenos físicos que un abrazo puede desatar en el cuerpo.

«Está comprobado que cuando alguien te da un abrazo, tú secretas ciertos neurotransmisores: la dopamina, la oxitocina y la endorfina y eso hace que te sientas bien, incluso que te desintoxiques, que tengas ciertos beneficios de salud físicos y emocionales», agrega.

La terapia considera varios tipos de abrazos, como el de oso, de mejilla o de corazón; pero lo importante es la creatividad e intención que cada quien le imprima.

«No hay una forma correcta de abrazar, lo que importa es la intención. Te puedo tratar de tocar la mano sintiendo un profundo amor por ti a través de un vidrio en una cárcel, no nos estamos tocando y se puede llegar a sentir energía; o podemos estar en la calle y nos damos el abrazo típico de amigos y no sentir nada», opina Villalobos.

Si queremos abrazar a alguien, hay posiciones corporales que generan un mayor flujo de energía y permiten crear un momento mágico, pero el contacto físico no significa nada sin la intención deseada y, claro, buena disposición del otro.

La terapia

Entrar en acción y tener contacto físico al acariciar el órgano más extenso del ser humano, la piel, redunda en beneficios.

• Se experimentan sentimientos de satisfacción.

• Los niños desarrollan mejor su inteligencia.

• Hay cambios fisiológicos positivos en quien recibe el abrazo.

• Mejora la salud.

• Un abrazo puede ser catártico, una herramienta de comunicación que nos permita manifestar el malestar, la alegría o el enojo.

• Lía Barbery, la creadora de la abrazoterapia, afirma que los seres humanos necesitan cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenernos y 12 para crecer.

• Free Hugs Campaign es un movimiento que consiste en regalar abrazos, fundado por Juan Mann, juego de palabras que se pronuncia «one man», es decir, un hombre; seudónimo del australiano anónimo que lo creó.

Fuente: abrazoterapia.info; freehugscampaign.org

Otros temas

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *