CáncerDieta & Nutrición

¿Para que ‘todo’ salga bien?

Usar laxantes sin prescripción médica puede originar que el intestino se acostumbre a trabajar sólo con su estímulo, pero además puede retrasar el diagnóstico de enfermedades graves.

Entre ellas el cáncer de colon, pues este origina estreñimiento y la persona en lugar de acudir con el médico ingiere estos productos.

Hay muchos padecimientos que provocan estreñimiento, como el síndrome de colon irritable, la diverticulitis o el cáncer de colon, por eso cuando un paciente tiene estreñimiento debe recibir un diagnóstico y evitar automedicarse.

Asegura que, además, el uso crónico de laxantes puede originar Melanosis coli, que es una pigmentación del colon, e incluso cáncer de colon.

Los laxantes deben emplearse sólo bajo prescripción médica, pues, además, hay quienes creen padecer estreñimiento y en ocasiones no es así.

Una persona puede evacuar cada 24, cada 48 o hasta cada 72 horas y eso es normal.

Muchos se tardan en evacuar tres o cuatro días y ya se espantan y empiezan a consumir laxantes. Si un paciente evacua cada dos o tres días no pasa nada, el problema es cuando evacuan cada ocho o 15 días.

Por ello, precisa, es fundamental el diagnóstico. Por ejemplo, los ancianos tienen un intestino más lento. En esos casos se prescriben laxantes que actúan haciendo que éste se mueva. Además se considera la edad y las enfermedades de la persona.

Existen dos tipos de laxantes, los de origen vegetal, que son mejores al ser fibra, y los sintéticos, los cuales actúan en los nervios y músculos del colon, y esto puede traer efectos secundarios, como dolor y mareo.

El actual estilo de vida sedentario y la falta de ingesta de líquidos y fibra, originan estreñimiento. También hay medicamentos, como antidepresivos, antiepilépticos, antipsicóticos que pueden originarlo.

¿Tengo estreñimiento?

Si presentas los siguientes síntomas de tres a seis meses es probable que sufras estreñimiento. Acuda al médico.

• Esfuerzo para evacuar.

• Materia fecal dura.

• Sensación de evacuación incompleta.

• Sensación de estar tapado.

• Recurrir al estímulo manual para poder defecar.

Fuente: Billy Jiménez

Te puede interesar

Más en:Cáncer

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *