Dieta & Nutrición

Remedios naturales contra la anemia

La anemia es un problema de salud importante, especialmente porque sus síntomas pueden confundirse con el simple agotamiento o el cansancio de cada día.

Aunque todos podemos sufrir anemia, existen grupos más vulnerables y propensos a padecerla, como las personas mayores, los niños y las mujeres embarazadas.

Evitarla y poner solución es posible gracias a estos sencillos y efectivos remedios naturales.

Además de llevar una dieta rica en hierro y vitaminas C y B12, como pueden ser los platos de legumbres, verduras de hoja verde, carne, hígado o frutos secos, podemos complementar nuestra alimentación con licuados, infusiones y otros remedios con plantas.

Estos nos van a ayudar a aumentar la cantidad de glóbulos rojos y ácido fólico en nuestro organismo, algo que nos ayudará a combatir la anemia y reforzar nuestra salud.

Licuado de berros y naranja

El berro es una planta con grandes propiedades nutritivas y depurativas, que ya hemos empleado en la elaboración de remedios para limpiar el hígado o combatir la retención de líquidos, entre otros.

Su alto contenido contenido en hierro, convierte al berro en ingrediente principal de las dietas para combatir la anemia. Además, agrega el poder de la vitamina C, que duplica la fijación de hierro en nuestro organismo, y de la vitamina B, esencial para la anemia por déficit de ácido fólico, conseguimos aumentar considerablemente la eficacia de este remedio.

Para prepararlo vamos a colocar en una licuadora un puñado de hojas de berro, dos naranjas peladas y una cucharada de levadura de cerveza.

Batimos bien y agregamos agua hasta conseguir la espesura deseada (más o menos licuada). Lo tomamos una dos veces al día, en el desayuno y/o merienda.

Jugo de zanahoria, limón y betabel

El betabel o remolacha es una hortaliza muy completa que además de ayudarnos a combatir la anemia, es perfecta para controlar la diabetes, el colesterol y mejorar el tránsito intestinal, gracias a su riqueza en fibra.

Si a ello le unimos el poder fijador de hierro de la zanahoria o el limón, el resultado es un delicioso y efectivo licuado anti-anémico.

Pasa por la trituradora o extractor una zanahoria y una remolacha, ambas peladas. Agrégale el zumo de medio limón exprimido y una cucharada de levadura de cerveza. Agrega un poco de agua si queda muy espesa, y mezcla hasta conseguir un jugo homogéneo. Tómalo cada mañana.

Consume más dátiles

El dátil es un alimento muy completo que puede ayudarnos a tratar la anemia de varios modos: son ricos en hierro, cobre, mineral que interviene en la formación de la hemoglobina, y vitamina B5, responsable de la transformación de carbohidratos y grasa en energía, ideal para combatir el agotamiento que sufrimos cuando padecemos anemia.

Podemos optar por tomar un puñado (tres o cuatro dátiles) enteros al día, o en batido, perfecto también para limpiar nuestros pulmones de impurezas.

Fuente: Soluciones Caseras

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *