Mente SaludablePor Tu Salud

Responde al estrés de la pandemia

Ante prolongación de la pandemia por Covid-19, se sugiere procurar un comportamiento adaptativo que ayude a manejar el estrés y prevenir la depresión.

Se plantea asumir una actitud de autocuidado que, además de medidas de higiene, incluye autoanálisis de lo que nos molesta y cómo podemos enfrentarlo.

Se advirtió que las personas viven un estrés crónico por la cuarentena y otro agudo causado por sucesos amenazantes.

Nos amenaza dar positivo a la Covid-19, tener síntomas, la enfermedad o el deceso de un ser querido y las noticias de un empeoramiento de la pandemia.

El estrés es la tensión creada por un cambio ambiental interno o externo, el cual altera nuestra existencia organizada y requiere de adaptación inmediata.

Las reacciones documentadas: síntomas depresivos, ansiedad, enojo, violencia familiar, irritabilidad, intolerancia, hiperreactividad, problemas para concentrarse y gastrointestinales, insomnio y debilitamiento del sistema inmune.

Otros factores que complican los efectos del estrés son no practicar nuestras habilidades interpersonales y tampoco buscar apoyo social, además del abuso de sustancias estimulantes o ansiolíticas para reducir la angustia, como alcohol, tabaco, cafeína, somníferos y automedicación de fármacos.

Por ello, se aconseja implementar el autocuidado. Una responsabilidad para todos los días a lo largo de nuestra existencia, porque consolida estilos de vida sanos y factores protectores.

En el confinamiento es posible reducir varias reacciones negativas y construir otras más adaptativas para lidiar con síntomas depresivos.

Algunas recomendaciones

  • Aumentar la ejercitación física
  • Buscar nuevas actividades agradables sin afectar a otros y llevarlas a la práctica
  • Conversar con familiares y amigos
  • Evitar sustancias tóxicas o automedicarse
  • Cuidar la higiene del sueño (reducir la estimulación al acercarse la hora de dormir)
  • Practicar la respiración diafragmática y la relajación muscular
  • En caso de no sentir mejoría, buscar ayuda especializada

Fuente: Juan José Sánchez

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *