Ser Mujer

Embarazo a temprana edad

Tener un embarazo en la adolescencia es peligroso para las jóvenes y para los bebés, pues en esta etapa el cuerpo de la mujer no ha alcanzado su máximo desarrollo, lo que aumenta el riesgo de presentar complicaciones durante la gestación y en el parto.

Se detalló que cuando el útero de la mujer no tiene madurez física ni las dimensiones que alcanzará en la vida adulta, hay más posibilidades de aborto, parto prematuro o bebés con bajo peso al nacer.

Su cuerpo sufre cambios y tiene un desgaste físico considerable por el crecimiento acelerado, esto aunado a la gestación, llevará a que la mayoría de las adolescentes que se embarazan tengan anemia y malnutrición.

Entre los principales problemas que puede experimentar una mujer que se embaraza a temprana edad. Están por ejemplo, las complicaciones en la gestación, la segunda causa de muerte entre las jóvenes de 15 a 19 años.

Además, en este grupo poblacional el riesgo de mortalidad materna y problemas de salud prolongados, como preeclampsia y hemorragia, son las principales causas de mortalidad.

En el caso de los bebés, los recién nacidos de madres adolescentes tienen más probabilidad de tener una restricción del crecimiento, malformaciones estructurales y muerte neonatal temprana, apuntó.

Por otro lado, agregó que además de los riesgos en salud también hay consecuencias sociales para la joven, pues la mayoría abandona los estudios.

Las adolescentes cortan sus sueños y abandonan la escuela, lo que trae como secuela una escasa o nula educación y preparación, menores aptitudes para desarrollarse profesionalmente y bajas oportunidades para encontrar un buen trabajo. Está comprobado que estos factores generan pobreza y frustración.

Fuente: Alejandro Rosas

You may also like

Leave a reply

Your email address will not be published.

More in:Ser Mujer