Por Tu Salud

Once años, la edad clave para detectar futuros adultos obesos

Once años, la edad clave para detectar futuros adultos obesosLos niños que tienen sobrepeso o que son obesos a los once años es probable que continúen con la obesidad en la edad adulta y que sufran problemas de salud relacionados con la enfermedad, dijo el viernes un grupo de investigadores. Un estudio realizado por científicos del University College London, que siguieron durante cinco años la evolución de unos 6 000 niños en Gran Bretaña, demostró que una cuarta parte tenía problemas de peso cuando comenzó la educación secundaria.

«Los niños que se unieron al estudio a los once años, y ya eran gordos, no adelgazaron en los cinco años que duró el seguimiento», señaló la profesora Jane Wardle, quien dirigió al equipo de especialistas. La investigación, publicada por la British Medical Journal, sugiere que a los once años la tendencia de padecer sobrepeso o de ser obeso ya está establecida.

«Pareció que a los once años la obesidad ya es obesidad persistente. Por lo tanto, estas cosas se establecen antes de lo que pensábamos», dijo Wardle a Reuters.

A pesar de que las investigaciones se centraron en niños británicos, Wardle dijo que el mismo fenómeno podría observarse en otros países.
«Creo que esto forma parte de una epidemia de obesidad. Lo que está sucediendo es que la obesidad persistente comienza cada vez más temprano», añadió.

Los especialistas en salud prevén que las tasas de obesidad infantil ascenderán en la mayor parte del mundo a finales de esta década. En Europa la cantidad de niños obesos podría llegar a 26 millones, de acuerdo con el International Obesity Task Force. A medida que crecen, los niños con sobrepeso se enfrentan a un riesgo cada vez más elevado de sufrir diabetes mellitus, hipertensión arterial, altos niveles de colesterol y cáncer.

Wardle y sus colaboradores manifestaron que un 29% de las niñas analizadas eran obesas o tenían sobrepeso, porcentaje superior al registrado entre los varones. La obesidad ascendía al 38% entre las niñas negras, pero caía al 20% entre las de origen asiático. En el caso de los varones, la diferencia según el origen étnico fue mínima, pero el 31% de los estudiantes de condiciones socioeconómicas bajas tuvo problemas de sobrepeso, según los resultados del estudio.

Wardle destacó que la relación entre el género, el origen étnico y el exceso de peso fue significativa y que requiere más investigaciones.

Los cambios en la dieta, hacer menos ejercicio y pasar mucho tiempo delante de la pantalla del televisor o de la computadora fueron responsabilizados para el aumento de la obesidad.

América del Norte, Europa y algunas áreas de la región occidental del Pacífico son las zonas de mayor prevalencia de niños obesos.

Fuente: British Medical Journal

Te puede interesar

Más en:Por Tu Salud

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *