VIH Sida

Pastilla antisida ‘tres en uno’, un paso más cerca de Europa

Pastilla antisida 'tres en uno', un paso más cerca de EuropaEl primer tratamiento contra el sida que reúne tres fármacos en una sola pastilla podría estar disponible en Europa antes de que finalice el año. De momento, el comité de expertos de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA) que evalúa estos productos ha dado el primer paso al hacer un dictamen favorable para su autorización.

El fármaco, conocido como Atripla, es una combinación de tres de los antirretrovirales más utilizados por los pacientes seropositivos: efavirenz (comercializado según el país por Bristol-Myers Squibb o MSD), tenofovir y emtricitabina (ambos de Gilead Sciences). Para llegar a la polipíldora ha sido necesaria una colaboración sin precedentes de estos tres laboratorios farmacéuticos, que esperan poder comercializar el producto en los 27 países de la UE a finales de año.

La opinión positiva del comité de la EMEA sobre Atripla destaca su capacidad para «mantener la carga viral (la cantidad de virus en sangre) en niveles bajos» y, sobre todo, que simplifica la terapia, ya que es suficiente con un comprimido una vez al día, mientras que hace tan sólo una década los infectados por el VIH tenían que tomar hasta 30 pastillas diarias.

Este fármaco ‘tres en uno’ se recomienda a aquellos pacientes con VIH que llevan más de tres meses en supresión virológica gracias al cóctel de antirretrovirales que toman. Sin embargo, no está indicado para aquellos pacientes que hayan tenido algún fracaso con la terapia o que hayan desarrollado resistencias a alguno de los tres medicamentos que componen Atripla.

Entre los efectos secundarios más comunes que puede dar están las náuseas, los mareos, la fatiga, la diarrea, los dolores de cabeza y las pesadillas, entre otros.

«Cada uno de los componentes de Atripla ha mostrado por separado su eficacia y tolerabilidad en pacientes con VIH», ha declarado el doctor Brian Gazzard, presidente de la Asociación Británica de VIH. «Lo mejor es que, al ser una sola pastilla, facilita mucho seguir la terapia, algo fundamental para que tenga éxito».

Un año de éxito en Estados Unidos

La FDA aprobó Atripla en julio de 2006 y, desde entonces, se ha convertido en el tratamiento más recomendado para los pacientes seropositivos que inician la terapia.

Además de en Estados Unidos, la aprobación de la FDA también incluía la distribución del fármaco en los países en vías de desarrollo que se benefician del programa PEPFAR, el proyecto del presidente George W. Bush para ayudar a controlar la epidemia en las zonas más desfavorecidas.

Tras la experiencia estadounidense, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió en marzo de este año añadir Atripla a su lista de Medicamentos Esenciales. Canadá ha sido, por el momento, el último país que ya ha aprobado la comercialización de esta polipíldora.

Fuente: elmundo.es

Te puede interesar

Más en:VIH Sida

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *