Tómalo frío o caliente

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Tómalo frío o calienteYa sea como digestivo, para acompañar algún postre o platillo, o simplemente para disfrutarlo, las bebidas a base de chocolate dan muestra de lo contemporáneo que puede verse este ingrediente ancestral.

El chef Daniel López, instructor de Gourmandes, Instituto de Ciencias Gastronómicas, señala que el chocolate, ya sea en polvo, líquido, tableta o pasta, tiene la particularidad de ser muy versátil.

Se puede combinar con casi todo. En la coctelería encaja muy bien con productos a base de leche, por ejemplo, licores cremosos como el Baileys, licores con café como el Kahlúa, o licores de oleaginosas como de almendra, de nuez o de cacahuate, entre otros.

“Vainilla, canela, azúcar y cosas dulces como bombones también le sientan bien a estas bebidas”.

Para elaborarlas no hay mucha ciencia. El experto recomienda partir de ingredientes base y hacer combinaciones sin limitar la creatividad.

Algunas de las propuestas que López brinda, con el fin de revolucionar esta clásica bebida, es el chocolate chip, un digestivo que se toma en las rocas y que se elabora con Baileys y licor de canela.

El coco almendra es perfecto para los amantes del chocolate caliente. Esta bebida se prepara también a base de leche, contiene chocolate de mesa, azúcar, Amaretto, que es licor de almendra, y va decorado con bombones.

“Éste es ideal para un día de frío, cuando no tenga ánimos de salir y se quiera apapachar con una bebida.

“Es importante saber que si la bebida lleva alcohol, éste se añade al final, porque si lo hierven se evapora”, explica el instructor.

Un shot de chocolate para recargar las pilas siempre es válido, y para lograrlo el chocolate fudge es ideal. Se prepara a base de Baileys, crema de cacao oscura y crema para batir; ésta es ideal para acompañar algún postre, especialmente brownies.

Al igual que toda la comida, la presentación, específicamente los vasos o tazas en donde se sirva, es importante, pues esto la hace todavía más atractiva.

“Se pueden emplear copas martineras, vasos altos, tequileros, tazas originales o con diseños ‘padres’. Dependiendo de la mezcla que se elabore es el vaso que se va a utilizar.

“Mientras que crema batida, cerezas, galletas, palitos de chocolate, granillos o la combinación de azúcar y canela, entre otros toppings, son ese toque final que cualquier bebida a base de chocolate debe llevar”, sugiere el chef.

Ponga manos a la obra y no tema experimentar.

Fuente: Daniel López

Compartir

Deja un comentario