Revisa tus senos y nota cualquier cambio

Revisa tus senos y nota cualquier cambio

Hay que examinarse todos los meses, para familiarizarse con la estructura de las mamas y notar cualquier cambio, como bultos, que pueda indicar la presencia de cáncer. Los cambios premenstruales pueden aumentar la densidad temporalmente, pero eso desaparece después de la menstruación, así que lo mejor es autoexaminarse los senos una semana después de que finalice el período. Aquí te explicamos cómo se hace:

Primer paso

Comienza mirándote los pechos en el espejo con los hombros derechos y los brazos sobre la cadera. Esto es lo que tienes que mirar:

• Que los pechos tengan el tamaño, la forma y el color habitual
• Que los pechos tengan una forma pareja sin distorsiones o hinchazones visibles.Si ves alguno de los siguientes cambios, menciónaselos al médico:
• Hoyuelos, fruncidos o protuberancias en la piel
• Un pezón que cambió de posición o un pezón invertido (metido para adentro en lugar de salido)
• Rojez, dolor, sarpullido o hinchazón.

Segundo paso

Ahora, levanta los brazos y busca alguno de los cambios que nombramos antes.

Tercer paso

Mientras estás frente al espejo, busca cualquier signo de que sale fluido por uno o los dos pezones (podría ser acuoso, lechoso, amarillo o sangre).

Cuarto paso

Luego, tócate los pechos estando acostada, usando la mano derecha para el pecho izquierdo y después la izquierda para el derecho. Aplica un tacto suave pero firme con las primeras yemas de los dedos, manteniéndolos planos y juntos. Usa un movimiento circular, como del tamaño de una moneda.

Abarca el pecho entero desde arriba hasta abajo, de lado a lado, desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen y desde la axila hasta el escote.

Sigue un patrón para asegurarte de cubrir el pecho entero. Puedes comenzar por el pezón, moviéndote en círculos cada vez más grandes hasta llegar al lado externo del pecho. También puedes mover los dedos en forma vertical, de arriba abajo, en hileras, como si estuvieras cortando el césped. Esta modalidad de arriba abajo parece que funciona mejor para la mayoría de las mujeres.

Asegúrate de sentir todo el tejido desde el frente hasta la parte posterior de los pechos: para la piel y el tejido que está apenas debajo, aplica una presión suave, aplica una presión media para el medio de los senos y una presión firme para el tejido profundo, en la parte posterior. Cuando llegues al tejido profundo, puedes bajar a las costillas.

Quinto paso

Finalmente, tócate los senos estando de pie o sentada. A muchas mujeres les parece que la forma más fácil de examinarse los pechos es cuando la piel está húmeda y resbalosa, así que prefieren hacer este paso en la ducha. Abarca todo el pecho, usando los mismos movimientos descritos en el cuarto paso.

Fuente: MSN

Otros temas

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *