Usan tecnología para tratar los aneurismas

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El implante de un dispositivo que mide el equivalente al grosor de dos cabellos humanos, y que se coloca a través de un microcateter, representa un avance innovador para combatir un problema silencioso pero letal: el aneurisma cerebral.

Un aneurisma es una protuberancia que se forma en la pared de un vaso sanguíneo, el cual impide una adecuada irrigación del cerebro; si crece demasiado, puede reventarse y provocar un ataque cerebral hemorrágico que culmina con la muerte o con secuelas irreversibles.

Debido a que es asintomático, a que afecta mayormente personas en edades altamente productivas, entre los 30 y 50 años, pero sobretodo al alto índice de mortalidad que genera, 30 por ciento cuando se rompe, o complicaciones, es que este avance en la neurocirugía es importante.

El dispositivo es conocido como Pipeline Flex con tecnología Shield o diversor de flujo, este aparato se introduce, a través de una cirugía, por la pierna, se coloca sobre la base del aneurisma para contener la ruptura del mismo y ayuda a restablecer la normalidad de la circulación sanguínea.

Fuente: José Ernesto Ledesma

Compartir

Deja un comentario