La migraña no debe ser ignorada

La migraña no debe ser ignorada

Aunque es detonada por factores ambientales no hay una causa específica que genere la migraña, esa enfermedad neurológica que se presenta con dolor de cabeza, molestia a la luz, al ruido, con náuseas, vómito e hipersensibilidad.

No hay un estudio de imagen o laboratorio que determine la existencia de este mal; no tiene cura y requiere un abordaje personalizado para su tratamiento.

A estas dificultades, detalla, se suma que las personas no suelen atenderla, pese a que es discapacitante.

Quienes la padecen, explica, son genéticamente susceptibles a un problema del cerebro del sistema trigeminal-vascular, compuesto por las estructuras craneales sensibles al dolor.

Si en los últimos tres meses, además de tu dolor de cabeza, tienes náusea, molestia a la luz y ésta es incapacitante, con dos de estos síntomas, es probable hasta un 90 por ciento que tenga migraña.

Para controlarla se requieren fármacos que ayudan a reducir la frecuencia de las crisis y la intensidad de las mismas, así como modificar los hábitos que puedan detonarla.

Esta afección se enlista entre las 10 enfermedades que causan que las personas vivan más años con discapacidad, asegura Miriam Jiménez, especialista en Neurociencias de Novartis.

Por discapacidad no se refiere específicamente a la discapacidad motora; es decir, a que el paciente no pueda caminar, sino a la discapacidad cuando el paciente no puede hacer sus actividades de la vida diaria, no puede ir a trabajar.

Si lo vemos desde esa perspectiva, claro que es una enfermedad que impacta mucho al paciente y a los familiares», explica.

La mitad de las personas con este mal ha indicado que su productividad en el trabajo o la escuela disminuye hasta en 50 por ciento cuando tiene una crisis; el 53 por ciento requiere reposo en cama por un ataque severo, y 45 por ciento no asiste a eventos familiares o sociales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se pierden en el mundo 25 millones de días laborales debido a la migraña.

Pese a ello, esta enfermedad suele subestimarse, lo que provoca que el 40 por ciento de quienes la padecen no estén diagnosticados, pues prefieren automedicarse que ir al médico.

También ocurre que los familiares o compañeros de los pacientes no creen que su dolor pueda incapacitar.

Es necesario que las personas cercanas a un paciente con migraña tengan sensibilidad con el tema. El paciente no está inventando, tiene estos síntomas que de verdad lo discapacitan.

Aunque no es mortal, la migraña no debe ser ignorada, ya que impide al paciente realizar sus actividades diarias, afecta su productividad laboral o escolar y sus relaciones sociales, coinciden las especialistas en neurología.

Fuente: Karina Vélez

Otros temas

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *