Ante la amenaza, fortalece tu sistema inmune

Ante la amenaza, fortalece tu sistema inmune

Ante cualquier amenaza a la salud, es vital fortalecer el sistema inmune y de esta manera estar protegidos para evitar contraer alguna enfermedad.

Anteriormente, las enfermedades se prevenían e incluso se trataban con alimentos, ya que de ahí se obtienen la mayor cantidad de vitaminas y minerales.

Existe una vitamina a la que se le atribuyen muchos beneficios en la protección del sistema respiratorio y está presente en muchos de los alimentos que tenemos a la mano, que se llama «ácido ascórbico» o mejor conocida como vitamina C.

Estudios científicos respaldan a esta vitamina, que tiene la importante función de favorecer la absorción de otras, además de minerales.

Además, actúa como un antioxidante eliminando los radicales libres provocados por algún proceso infeccioso o inflamatorio.

También fortalece nuestro sistema respiratorio así como nuestra línea celular de defensa encargada de la protección del cuerpo.

Afortunadamente no es necesaria que todas las personas la consuman de manera suplementada, ya que en muchos alimentos la podemos encontrar, entre los que se destacan diferentes frutas cítricas como la naranja, mandarina, toronja y limón.

También podemos hallarla en el melón, fresa, kiwi, guayaba. Así como en algunos vegetales, como el tomate, la coliflor y brócoli, cebolla y chiles.

El consumo de estos alimentos ricos en vitamina C debe ser preferentemente en crudo, ya que al someterlos a temperaturas muy elevadas pierden sus propiedades.

Así que vale la pena consumirla de manera diaria, sin descuidar los demás renglones de prevención que recomienden las autoridades en caso de emergencia.

Sí se pueden prevenir las infecciones

  • Lávate las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar soluciones a base de alcohol gel al 70 por ciento.
  • Al toser o estornudar, cúbrete la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo.
  • No escupas. Si es necesario hacerlo, utiliza un pañuelo desechable, mételo en una bolsa de plástico, haz un nudo y tírala a la basura; después lávate las manos.
  • No te teoques la cara con las manos sucias, sobre todo nariz, boca y ojos.
  • Limpia y desinfectar superficies y objetos de uso común en casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, entre otros, además de ventilar los espacios y permitir la entrada de luz solar a los mismos.
  • Quédate en casa cuando tengas enfermedades respiratorias y acude al médico si tus síntomas empeoran.
  • Evita en lo posible contacto con personas que tengan enfermedades respiratorias.

¿Cómo sé si es el COVID-19?

Estos son algunos de los síntomas que hay que cuidar.

  • Fiebre mayor a 38 grados
  • Tos y estornudos
  • Malestar general
  • Dolor de cabeza
  • Dificultad para respirar (casos más graves)

Fuente: Paulina Quintero