¿Cómo causa infección el coronavirus?

¿Cómo causa infección el coronavirus?

Al tiempo que proliferan las infecciones de coronavirus, aún hay mucha confusión sobre cómo afecta el virus al cuerpo.

Los síntomas -fiebre, tos, dificultad para respirar- pueden ser señales de múltiples enfermedades. Esto es lo que los expertos médicos saben y lo que aún desconocen.

El virus se propaga a través de gotitas transmitidas en el aire vía estornudos o tos, que personas cercanas pueden absorber a través de la nariz, la boca o los ojos. Las partículas virales viajan a la parte posterior de las fosas nasales y a las membranas mucosas en la garganta.

Las partículas de coronavirus tienen proteínas tipo púas que sobresalen de sus superficies, que se enganchan en las membranas celulares, permitiendo que el material genético del virus ingrese a la célula humana.

Ese material genético entonces secuestra el metabolismo de la célula y le dice, ‘No hagas tu labor normal. Ahora tu trabajo es ayudarme a multiplicar y hacer el virus’.

¿Cómo causa eso problemas respiratorios?

Al multiplicarse las copias del virus, infectan las células vecinas. Los síntomas a menudo empiezan en la parte posterior de la garganta con tos seca y dolor de garganta.

El virus luego avanza progresivamente hacia los bronquios. Cuando el virus llega a los pulmones, sus membranas mucosas se inflaman. Eso puede dañar los alveolos pulmonares, que tienen que trabajar más para suministrar oxígeno a la sangre y eliminar el dióxido de carbono de la sangre.

La inflamación y el flujo de oxígeno impedido pueden causar que esas áreas en los pulmones se llenen de fluido, pus y células muertas. Puede desarrollarse neumonía, una infección de los pulmones.

Algunas personas batallan tanto para respirar que deben ser conectadas a un ventilador. En los peores casos, conocidos como Síndrome de Dificultad Respiratoria Aguda, los pulmones se llenan de tanto fluido que no hay apoyo respiratorio que sea suficiente y el paciente muere.

¿Sólo los pulmones se ven afectados?

No necesariamente, la infección puede propagarse a través de las membranas mucosas, desde la nariz hasta el recto.

Así que el virus también podría infectar células del sistema gastrointestinal. Es por ello que algunos pacientes tienen síntomas como diarrea. El virus también puede entrar al torrente sanguíneo.

La médula ósea y órganos como el hígado también pueden inflamarse. También puede haber inflamación en pequeños vasos sanguíneos, como sucedió con el brote viral de SARS en el 2002 y 2003.

El virus aterrizará de hecho en órganos como el corazón, el riñón, el hígado y puede causar algo de daño directo a esos órganos. Al combatir el sistema inmunológico la infección, la inflamación resultante puede causar que esos órganos fallen, dijo.

¿Por qué algunas personas se enferman tanto y muchas no?

Alrededor del 80 por ciento de las personas infectadas tienen síntomas relativamente leves. Pero alrededor del 20 por ciento de las personas se enferman más seriamente y en alrededor del 2 por ciento de los pacientes en China, la enfermedad ha resultado mortal.

Los expertos afirman que los efectos parecen depender de qué tan fuerte está el sistema inmune de la persona. Las personas mayores o que tienen otros asuntos de salud, como diabetes u otras enfermedades crónicas, tienen más probabilidades de desarrollar síntomas severos.

Los expertos dicen que cuando pacientes así se recuperan, con frecuencia son los líquidos, apoyo respiratorio y otros tratamientos lo que les permite resistir los peores efectos de la inflamación.

¿Qué no saben aún los científicos sobre los pacientes?

Mucho. Aún no se comprende completamente qué curso tomará el coronavirus de un paciente.

Algunos pacientes pueden permanecer estables durante más de una semana y de pronto desarrollar neumonía.

Algunos pacientes en China se recuperaron, pero volvieron a enfermarse, aparentemente porque tenían tejido pulmonar dañado que posteriormente fue atacado por bacterias de su propio cuerpo. Algunos de esos pacientes terminaron por morir de una infección bacterial.

Otros casos han sido misterios trágicos. Los pacientes parecen mejorar y luego repentinamente mueren.

Fuente: William Schaffner, Amy Compton-Phillips, George Diaz, Shu-Yuan Xiao.