Mente SaludablePor Tu Salud

7 consejos contra el estrés

En todo el mundo, los niveles de estrés de las personas se dispararon con la pandemia.

Los cambios en cómo vivimos y trabajamos, los confinamientos, el aislamiento social y los temores sobre nuestras finanzas y la salud están exacerbando los problemas de salud mental existentes. ¿Qué podemos hacer al respecto?

La sabiduría común nos dice que salgamos a tomar un poco de aire fresco. ¿Pero cómo podemos desestresarnos de esta manera ahora que la mayoría de nosotros no siempre podemos salir a la calle con seguridad?

Con experiencia en salud mental y terapia, he pasado la última década ayudando a miles de personas a manejar su estrés y ansiedad. El año pasado, me enfoqué específicamente en los lugares de trabajo y los empleados. He aquí algunas tácticas que he visto funcionar para la mayoría de la gente.

Mueve tu cuerpo

Cualquier forma de movimiento puede ser un fantástico alivio del estrés. La Internet está llena de sencillas rutinas de ejercicio que pueden hacerse en casa.

También hay cosas más pequeñas que puede hacer para añadir movimiento a su día. Por ejemplo, intente estar de pie en su escritorio para mejorar tu salud metabólica.

Entrena tu mente

Al igual que podemos entrenar nuestros cuerpos para que sean más rápidos, fuertes y equilibrados, podemos entrenar nuestros cerebros para que piensen en formas que nos ayuden a manejar nuestras ansiedades.

Una práctica sencilla es hacer cinco respiraciones profundas, cinco veces al día. Cuando te concentras en respirar profundamente te está desvinculando de las distracciones, bajando tu ritmo cardíaco y estabilizando tu presión sanguínea, y a su vez, disminuyendo tu nivel de estrés.

Sopla burbujas

Puede que esta sugerencia te parezca extraña, pero puede ser beneficiosa para luchar contra la respuesta de tu cuerpo al estrés.

El acto de soplar burbujas requiere que respires profundamente hacia adentro y hacia afuera. El aumento de oxígeno en tu cuerpo envía un mensaje a su cerebro para que se relaje.

Demos gracias

La investigación muestra que expresar gratitud aleja nuestra atención de las emociones tóxicas, ayudándonos a centrarnos en las más reconfortantes.

¿Cómo puedes practicar la gratitud? He aquí una idea: Al comienzo de tu día, escribe tres cosas por las que estás agradecido.

Ríete más

La risa también tiene notables beneficios para la salud.

A corto plazo, la risa libera y alivia la tensión en nuestros cuerpos; a largo plazo, fortalece nuestro sistema inmunológico, mejora nuestro ánimo y nos ayuda a lidiar con situaciones difíciles. Encuentra actividades que hagan cosquillas en tu hueso de la risa y practícalas regularmente.

Entra en ‘el flujo’

Al estar absorto en una actividad o momento se le conoce como estar en el “flujo”. En este estado, tu concentración se hace cargo de los sentimientos de estrés, dejándolo más ligero y feliz.

Cantar, cocinar y pintar pueden ser actividades de flujo. Averigua qué es lo que funciona para ti.

Escucha música

La música es universalmente conocida por ser una forma de desestresarse. Una extensa investigación respalda esto. Si quieres inspiración, busca listas de reproducción con canciones relajantes.

Aunque podrías sentirte inseguro de salir ahora mismo, no dejes que eso te impida cuidar tu salud mental. Puede que no todas las prácticas anteriores funcionen para ti, pero apuesto a que encontrarás una o dos que te den la liberación que buscas.

Fuente: Michelle Bihary

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *