Dieta & Nutrición

Date tiempo para comer

El tiempo probablemente será el artículo más escaso y codiciado. Muchas actividades compiten con la alimentación por tiempo en nuestros fragmentados horarios.

Saltarse el desayuno para llegar a una junta matutina y hacer diligencias durante la hora de la comida son ejemplos de la forma en que se maneja la escasez de tiempo.

En casa, el tiempo también es un lujo. En una encuesta Gallup decía que el 64 por ciento de las personas encuestadas combinaban la hora de comer con otra actividad, como trabajar, leer o ver televisión.

Casi el 50 por ciento afirmó que en una noche típica dependía de comidas congeladas, empaquetadas o para llevar para cenar.

Una de las formas más fáciles de seguirle el rastro a su nutrición es mediante un sistema de grupos alimenticios.

El notable Reporte de Dieta y Salud de 1989 realizado por el Consejo Nacional de Investigación estadounidense llevó a hacer algunos ajustes en los grupos alimenticios: Se recomiendan más porciones de granos, frutas y verduras para lograr una salud óptima.

En abril de 1990, el Departamento de Servicios Médicos de California llevó este reporte un paso más allá y recomendó añadir leguminosas (frijoles) al menos tres veces a la semana.

El potencial nutritivo de los frijoles es increíble, y para una salud óptima, tiene sentido incluirlos regularmente.

Este es el sistema alimenticio de Cuenta Regresiva 6-5-4-3-2, una forma fácil de recordar los grupos alimenticios y las proporciones diarias recomendadas:

  • 6 porciones de ½ taza de granos.
  • 5 porciones de ½ taza de frutas y verduras.
  • 4 a 7 onzas (100-200) gramos de carne magra o alternativa.
  • 3 porciones de ¾ de frijoles a la semana.
  • 2 porciones de 1 taza de productos lácteos bajos en grasa o sin grasa para hombres (3 para mujeres)

Invertir en un bocadillo saludable puede ayudarte a evitar costosos errores nutricionales.

Por ejemplo, saltarse el desayuno o, de hecho, cualquier comida, se volverá en tu contra después.

Eventualmente te sentirás hambriento de más horas después. Reconozcámoslos: cuando uno te sientes hambriento, todo se vale. Todas las intenciones honorables salen volando pro al ventana.

No necesitas sentarse a comer tres comidas grandes. En cambio puedes probar minicomidas rápidas y nutritivas, en particular cuando el tiempo es corto.

Por ejemplo, el desayuno puede ser sólo un asunto de comer algo en la mañana, aunque tenga que esperar hasta llegar a la oficina

El fundamental minidesayuno rápido puede ser tan fácil como un vaso de jugo y un vaso de leche, y prepararlo lleva sólo 19 segundos.

«Picando» para sobrevivir: «Picar» es sencillamente ingerir minicomidas o bocadillos durante todo el día. Puedes comer a las horas y en el lugar que quiera, en casa o en el trabajo, a cualquier hora del día.

Esta flexibilidad debe adaptarse al horario de cualquier persona. Estas son las pautas para «picar» con éxito:

1.- No pases más de cinco horas sin comer. Si te esperas más, tienes más probabilidades de meterte en problemas.

Si normalmente pasas horas sin comer, pon a prueba este pequeño experimento: Registra tu nivel de energía durante el día.

Probablemente notarás que los momentos en que la energía está baja o te siente cansado corresponde a los largos intervalos entre comidas.

2.- Elije comidas del Sistema Alimenticio de Cuenta Regresiva 6-5-4-3-2. Los alimentos para «picar» deben llenar al menos una de las porciones requeridas del grupo alimenticio. Esto asegurará que obtengas la nutrición adecuada de un bocadillo.

3.- Elije alimentos densos en nutrientes. Estos son alimentos que tienen mayor nutrición por bocado con la menor cantidad de calorías.

Precaución: Muchos bocadillos procesados, como las papas fritas, dulces y algunas barras de granola, están llenas de grasa y azúcar.

Por ejemplo, la publicidad dice que un chocolate Snickers puede «satisfacerlo», pero el costo alimenticio es alto: 510 calorías y 24 gramos de grasa en una barra grande.

4.- Los alimentos deben ser portátiles y listos para llevar. Piense cuántas veces ha hecho nobles intentos por «picar» verduras, sólo para encontrarlas al fondo del refrigerador, marchitas. Solución: Deben estar lavadas y listas par tomarse.

5.- El artículo alimenticio debe ser accesible. Si estás trabajando a la hora del almuerzo, el bocadillo necesita estar escondido en un portafolio o cajón del escritorio.

Comer a la carrera: El secreto de comer exitosamente a la carrera es un poco de planeación, pero no tiene que ser rígido. En realidad, debe ser exactamente lo contrario: Debe tener flexibilidad inherente. Pero se necesita una base o cimiento el cual construir.

Fuente: María Pérez

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.