La anemia es una condición en la que hay una reducción del numero de células rojas en la sangre. Aparece cuando la cantidad de hemoglobina es menor que la requerida para proveer la demanda de oxigeno del cuerpo. Considerando que el hierro es esencial para la formación de hemoglobina, es entonces esencial para la vida. La hemoglobina es el pigmento que contiene el hierro de las células rojas de la sangre, hemo, y una proteína simple, la globina.

Del 60% al 70% del hierro del cuerpo se encuentra en la corriente sanguínea y 30% a 35% en el hígado, bazo, y médula ósea. El hierro es absorbido de los alimentos en el intestino delgado, luego pasa de la sangre a la médula ósea, y aquí es usada para formar hemoglobina, que es incorporado en corpúsculos rojos. Un corpúsculo, después de circular en la sangre por aproximadamente 120 días, muere y su hierro es usado de nuevo. Cada segundo, más de 3 millones de nuestras células rojas de la sangre mueren.

Algunos de los síntomas mas evidentes de anemia son: fatiga, palidez de la piel, dolores de cabeza, mareos, acufenos o zumbidos en el oído, respiración tipo jadeo, taquicardia, sensaciones anormales de la piel y falta de apetito.

Se ha comprobado que los bajos niveles de hierro afectan al sistema inmunológico. Las infecciones de hongos tanto bucales como vaginales son muy comunes en pacientes con deficiencia de hierro.

También sabemos que niveles inadecuados de hierro durante el embarazo pueden tener efectos desastrosos sobre el bebé. Este problema puede ser fácilmente evitado asegurando que una mujer con planes de gestar no sea anémica, y asegurando que ella incluya bastantes alimentos ricos en hierro en su dieta.

La mayoría de las personas tienen anemia por una baja formación de células sanguíneas debido a una falta de hierro en sus dietas. Por todos los alimentos refinados que consumen, tienen una deficiencia nutricional de hierro.

Cuando su cuerpo detecta una deficiencia de hierro, trata de absorber más del tracto intestinal. Sin embargo, aun bajo circunstancias ideales, solo pequeñas cantidades de hierro pueden ser absorbidas diariamente. Debido a esto con frecuencia se requiere de algún tiempo para restaurar a su normalidad los niveles de hierro.

Fuente: Vida Soy

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *