¿Qué es un ajuste quiropráctico?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El 80% de la población mundial sufrirá problemas de la espalda o cuello a lo largo de su vida, siendo éste en la actualidad el mayor motivo de absentismo laboral y el segundo en cuanto a consultas médicas.

Son millones de personas, que, según las estadísticas, no tienen previsión de mejorar su diagnóstico y evolución, a pesar de los indudables avances en el campo de la traumatología.

El abordaje de este mal crónico casi siempre sujetas a medicación. Es decir, se trata el dolor, pero no la causa. El dolor de espalda, cuando no está producido por una lesión, sólo puede tratarse desde el punto de vista preventivo y, por supuesto, holístico.

En esta posición de salida ante el dolor se sitúan los quiroprácticos, que consideran la columna como la línea de la vida y, por lo tanto, el eje de la salud.

Rodeada de ramificaciones nerviosas, cualquier desviación de su postura original puede comprimir uno de esos nervios y dar lugar a un malestar de distinto grado y en distinto lugar.

Así, una subluxación o desplazamiento de una vértebra, puede presionar uno o varios nervios, interrumpiendo una o varias funciones orgánicas. El trabajo de un quiropráctico consiste en corregir esa subluxación, devolviendo al cuerpo su armonía original.

El ajuste quiropráctico no se realiza sólo cuando nos duele el cuello o tenemos lumbalgia, es una medida terapéutica rutinaria y de prevención, que nos ayuda en nuestro bienestar general, puesto que refuerza nuestro sistema inmunitario, relaja el sistema nervioso y facilita las funciones vitales del resto del cuerpo.

Por lo cual se recomienda mantenerse en movimiento, practicar yoga, no permanecer sentados durante horas, evitar el uso de tacones altos, e incluso aprender a sentarnos correctamente.

Fuente: Ata Pouramini

Compartir

Deja un comentario