Por Tu Salud

No olvides proteger tus ojos

Proteger las vías respiratorias y la boca son algunas de las medidas de prevención que las personas adoptan para protegerse del coronavirus; sin embargo, los ojos también son un medio por el cual puede entrar, por lo que se deben tomar precauciones en la zona ocular.

En el ámbito mundial, se tienen pocos casos confirmados de conjuntivitis viral por Covid-19, y, aunque no se tiene un número exacto de reportes, debido a que no se pueden realizar las pruebas necesarias, se debe tener especial cuidado.

Al ser la conjuntiva un tipo de mucosa, el acceso es muy fácil, ya que el tocarnos los ojos con las manos contaminadas pudiera ser el mecanismo por el que introduzca el virus al organismo y produce todo lo que ya sabemos en cuanto a insuficiencia respiratoria y demás complicaciones.

Las personas que usan lentes de contacto o aquellos que utilizan con frecuencia gotas para tratar algún padecimiento de base como glaucoma u ojo seco, se manipulan esta zona y, si no hay un buen aseo de las manos o las superficies donde se trabaja están contaminadas, el contagio puede ser inminente.

Principalmente, lo que se recomienda es respetar la cuarentena, y recuerda que la limpieza en manos debe ser más exhaustivo para garantizar una buena higiene.

Todos estamos acostumbrados a lavarnos las manos de la mueca para abajo, pero los pacientes que se manipulan los ojos, se las deben lavar más allá de la muñeca antes de aplicar la gota y asegurar que ésta no haya estado en contacto con áreas de riesgo.

En caso de sospecha, lo más recomendable es lavar el empaque con soluciones cloradas o gel antibacterial por arriba del 70 por ciento y, si la boquilla por donde sale la gota pudiese haber tocado la zona contaminada, se debe tirar la solución y adquirir una nueva.

Otro punto importante es que, en caso de tener lagrimeo u ojo rojo y sospecha de conjuntivitis viral, los pañuelos para limpiar el lagrimal pueden estar contaminados, es mejor no guardarlos en los bolsillos de las prendas y utilizar los desechables.

Finalmente, los armazones, a pesar de nunca entrar en contacto directo con el ojo, se deben mantener limpios y desinfectados con soluciones cloradas para así evitar incidencias.

Fuente: Valeria Sánchez

Te puede interesar

Más en:Por Tu Salud

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *