Todos tenemos que medirnos el colesterol

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Aunque la obesidad es uno de los factores que causan colesterol elevado, ser delgado no evita que se padezca este mal.

Esto sucede porque el 90 por ciento del colesterol que circula en la sangre es producido por el hígado, mientras que el 10 por ciento restante tiene relación con la dieta.

De manera que con cualquier peso se puede tener el colesterol alto. Así que todos, flaquitos, gorditos, chaparritos y altos, tenemos que medirnos el colesterol para conocer su nivel.

Especialistas afirman que el 46 por ciento de los adultos, en México, tiene niveles elevados de colesterol en la sangre, pero la mayoría no lo sabe debido a que no causa síntomas al inicio.

El problema es que el colesterol llamado “malo” se acumula lentamente en las paredes internas de las arterias y con otras sustancias forma placa, la cual obstaculiza el flujo sanguíneo.

A este proceso se le llama arteroesclerosis y puede provocar un ataque al corazón o un derrame cerebral.

El colesterol no da síntomas y el paciente se entera que lo tiene alto cuando ya sufrió un evento: un infarto, un accidente cerebral vascular. De manera que es un tema muy relevante; tenemos que conocer nuestros niveles de colesterol y actuar en consecuencia.

Para disminuir los niveles de colesterol, se recomienda evitar el sedentarismo, mantener un peso adecuado y seguir una dieta sana.

Se debe evitar el consumo de grasas saturadas, provenientes de algunas carnes rojas y productos lácteos, como leche, mantequilla y productos fritos.

Así como disminuir la ingesta de grasas trans, presentes en alimentos procesados como mayonesa, salchichas y jamón alto en grasas.

Si llevar una dieta sana es insuficiente para disminuir el colesterol, será necesario utilizar medicamentos para lograrlo.

Fuente: Max Saráchaga

Compartir

Deja un comentario