Ejercicio Fí­sico

Elige el calzado atlético que te queda bien

Llámelo calzado deportivo, zapatillas, zapatillas deportivas, atléticas, tenis o calzado para corredores. Pero elegir entre la cantidad de calzados con suela de goma que se ofrecen en estos días puede ser una tarea desalentadora.

Los expertos dicen que el calzado correcto puede mejorar o arruinar su rutina de ejercicios, pero el dinero no necesariamente compra la felicidad en plantillas, ni lo hace que esté a tono con el último grito de la moda.

«Los zapatos son, desde el punto de vista de la seguridad y el confort, lo más importante para su estado físico», dijo Kevin Burns, del American Council on Exercise. «Son la herramienta de éxito más importante en la que uno puede invertir».

Pero no todos los calzados se ajustan a todos los pies, o logros, de acuerdo con Burns, instructor por más de 20 años de grupos de buen estado físico con sede en Minnesota.

«Los calzados más nuevos se llevan la mayor parte de las ventas, pero pueden no ser adecuados para usted», dijo. «Si tiene un arco alto necesitará más absorción de impacto. Yo tengo tobillos débiles, así que cuando enseño mi calzado son botitas deportivas altas».

Para encontrar un calzado que se adapte a sus actividades, estado físico y opciones de compra, pida consejo a su entrenador personal o instructor de ejercicio, dijo Burns.

«Los entrenadores personales e instructores de ejercicio han usado y probado una gran cantidad de calzados durante sus carreras», explicó.

El buen calzado deportivo de ‘fitness’ todo terreno es muy bueno para propósitos generales para quienes varían su entrenamiento, dijo Burns.

Pero si usted realiza una actividad específica con regularidad, como correr, jugar tenis o baloncesto o hacer aerobismo, elija un calzado diseñado específicamente para ese deporte.

Los calzados atléticos han recorrido un largo camino desde fines del siglo XIX, cuando los primeros modelos con suela de goma, llamados zapatillas de lona, eran tan rústicos que no tenían pie derecho o izquierdo.

Sin embargo, muchos creen que la gente todavía usa zapatos que obligan a apretar los dedos de los pies y que muchos usan calzados demasiado grandes para ellos. La solución, señalan, es zapatos que se ajusten a las dimensiones exactas de su pie.

Fuente: Dorene Internicola y Kevin Burns

Te puede interesar

Dejar tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *